El Papa confía a los enfermos a la Virgen de los Dolores

También a los jóvenes y a los recién casados

| 2050 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 15 de septiembre de 2010 (ZENIT.org).- El Papa Benedicto XVI quiso dedicar, en su acostumbrado saludo a los enfermos, los jóvenes y los recién casados al término de la Audiencia General, la memoria litúrgica que hoy celebra la Iglesia, la Virgen de los Dolores.

La Beata Virgen María de los Dolores “permaneció con fe junto a la cruz de su Hijo”, afirmó el Papa. Por ello, se dirigió a los enfermos, deseándoles que puedan “encontrar en María consuelo y apoyo para aprender del Señor Crucificado el valor salvífico del sufrimiento”.

También se dirigió a los jóvenes, exhortándoles a “no tener miedo de permanecer también vosotros como María junto a la Cruz”.

“El Señor os infundirá el valor para superar todo obstáculo en vuestra existencia cotidiana”, les aseguró.

Por último se dirigió a los recién casados, a quienes animó a “dirigirse con confianza en los momentos de dificultad a la Virgen de los Dolores, que os ayudará a afrontarlos con su intercesión maternal”.