El Papa confiesa de nuevo su emoción tras las Jornadas de la Juventud

| 533 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 27 agosto (ZENIT.org).- Las históricas Jornadas Mundiales de la Juventud, con sus más dos millones de participantes, siguen conquistando la atención de Juan Pablo II, quien en este domingo a mediodía constató el impacto que han tenido en la opinión pública.



Pero el Papa sigue haciendo proyectos, y en su encuentro con los fieles en el patio de su residencia de Castel Gandolfo reveló que en estos momentos se está preparando para celebrar el Jubileo de los profesores de universidad, que tendrá lugar por primera vez en la historia del 3 al 10 de septiembre próximos entre Jerusalén y Roma.

Nuevas energías para el tercer milenio
«No se ha apagado en la opinión pública el eco de la Jornada Mundial de la Juventud --afirmó el Papa antes de rezar con los peregrinos, como todos los domingos, la oración mariana del «Angelus»-- . Durante varios días en Roma ha latido el corazón de los jóvenes, que han suscitado gran simpatía a su alrededor. Jóvenes alegres, pacíficos, que saludaban y sonreían, respetuosos de la ciudad y de la naturaleza, enamorados de Cristo y su mensaje. Es un pueblo que con nuevas energías entra en el tercer milenio».

Algunos de esos jóvenes se encuentran todavía en Roma. De hecho, en Castel Gandolfo se encontraba un grupo de chicos y chicas que habían participado en los grandes encuentros de Tor Vergata, el 19 y el 20 de agosto. Eran los jóvenes GEN, que forman parte del Movimiento de los Focolares, fundado por Chiara Lubich. «Demos gracias al Señor por el bien que ha sembrado el Jubileo de los Jóvenes en la Iglesia y en el mundo. En todos ha suscitado una gran impresión su gran afluencia. Ahora bien, la Jornada Mundial de la Juventud no es más que una etapa en un camino que tiene que continuar. Cada joven, al regresar a su país, está llamado a profundizar en su propia opción por el Evangelio y en la propia coherencia de vida».

Jubileo de la Universidad
La mente del Papa dio rápidamente, sin embargo, un salto al futuro, para recordar que el próximo domingo comenzará el Jubileo de los profesores de universidad, un encuentro que concluirá el 10 de septiembre, y que lleva por lema «La universidad por un nuevo humanismo» (cf. Zenit, ZS00082303).

«En el umbral del tercer milenio --subrayó Juan Pablo II--, la Iglesia replantea al mundo de la cultura, y, en particular, al universitario, el mensaje de Cristo como manantial de una visión del hombre y del mundo en la que se refleja la plenitud del designio de Dios. Bajo su luz es posible formar a las nuevas generaciones, preparándolas para afrontar los grandes desafíos de la historia, para construir sociedades solidarias y atentas a las personas, en especial a los más débiles».

«Para ello --constató el Papa Wojtyla, quien fue durante años catedrático en Polonia--, es necesario favorecer un intenso y atento diálogo entre la fe y las culturas, para que estas sean regeneradas a través del encuentro con la antigua y siempre actual Buena Nueva».

La página web oficial del Jubileo de los profesores de universidad puede consultarse en http://www.universitas2000.com

El Papa concluyó confiando los frutos de la Jornada Mundial de la Juventud y la celebración del próximo Jubileo de la universidad a María, Madre de la Iglesia, Virgen del «sí» total y generoso a la llamada del Señor.