El papa confirma al cardenal Vallini como vicario general de la diócesis de Roma

El purpurado fue llamado para cubrir este encargo por Benedicto XVI en 2008

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 711 hits

Ayer el papa confirmó al cardenal Agostino Vallini como su vicario general para la diócesis de Roma. El purpurado, de 73 años, cubre este encargo desde el 27 de junio del 2008, año en el que fue nombrado por Benedicto XVI. Es también arcipreste de la basílica Lateranense y gran canciller de la Universidad Pontificia Lateranense.

Agostino Vallini nació el 17 de abril de 1940 en Poli, un pequeño pueblo en la provincia de Roma y en la diócesis de Tívoli. De pequeño - después que el padre, sargento de la policía, fue deportado por los alemanes en Alemania durante la guerra - vuelve con su madre y su hermana mayor a su pueblo, Corchiano. Allí asistía a la escuela elemental y al itinerario de iniciación cristiana, bajo la guía del párroco, don Domenico Anselmi. 

En 1949 la familia se recompone y se traslada primero a Caserta y después, en el '51 a Nápoles. Al final de año entra en el seminario de Nápoles, primero al menor y después al mayor, donde permanece hasta los doce años. Fue ordenado sacerdote el 19 de julio de 1964 por monseñor Vittorio Longo, entonces obispo auxiliar de Nápoles.

Completa la formación del seminario y los estudios teológicos en la pontificia Facultad Teológica de Nápoles. En 1964, fue enviado a Roma a especializarse en derecho canónico, en vista de enseñar en un futuro en la Facultad Teológica napolitana. En la capital, ha contado a menudo, el futuro cardenal vivió años muy intensos, en pleno Concilio Vaticano II.

También en Roma, Vallini se inscribe en la Facultad jurídica de la Universidad Pontificia Lateranense, consiguiendo el doctorado en "Utroque iure". Los estudios en Roma concluyeron en 1969, año en el que vuelve a Nápoles, donde comienza a enseñar derecho canónico. Dos años después, por propuesta del rector de la Lateranense, monseñor Pietro Pavan, fue llamado a cubrir el encargo de docente de derecho público eclesiástico. Al mismo tiempo continúan con la enseñanza en Nápoles y, a tiempo parcial, desarrolla una colaboración pastoral parroquial en el barrio de Barra (Nápoles) entre los universitarios y como asistente eclesiástico de la sección napolitana del Usmi.

En 1978 vuelve definitivamente a Nápoles, llamado por el cardenal Corrado Ursi. Y es precisamente el arzobispo quien lo nombra rector del seminario mayor, encargo que cubre hasta 1987, años en el que es nombrado decano de la sección santo Tomás de la Facultad Teológica de Italia Meridional.

El 23 de marzo de 1989 Juan Pablo II elige a Vallini para la iglesia titular de Tortiboli, nombrándolo obispo auxiliar de Nápoles. Recibe la ordenación episcopal el 13 de mayo sucesivo de las manos del arzobispo, el cardenal Michele Giordano, convirtiéndose también en vicario general.

Después de once años al servicio de Nápoles, el 13 de noviembre de 1999 fue trasferido a la iglesia suburbicaria de Albano, donde ejercita el ministerio episcopal durante cinco años. Fue, por muchos años, miembro de la Comisión para los problemas jurídicos de la Conferencia Episcopal italiana y también presidente del Comité para los entes y bienes eclesiásticos de la misma CEI.

Juan Pablo II lo nombra en el 2004, prefecto del supremo Tribunal de la Signatura Apostólica, promoviéndolo al mismo tiempo a la dignidad de arzobispo. Entre los otros encargos: ha sido presidente de la Corte de Casación del Estado de la Ciudad del Vaticano y desde el 15 de septiembre de 2007, presidente de la Comisión para los abogados.

Fue, finalmente, creado cardenal por el papa Benedicto XVI en el consistorio del 4 de marzo de 2006, asignándole la diaconía de San Pedro Damián a los Montes de san Pablo. El cardenal Agostino Vallini es además miembro de la Congregación de las causas de los santos; para los obispos; para los institutos de vida consagrada y las sociedades de vida apostólica; para la evangelización de los pueblos; del Pontificio Consejo para los textos legislativos; de la Administración del patrimonio de la Sede Apostólica.