El papa consagrará el mundo al Corazón Inmaculado de María, a los pies de la Virgen de Fátima

La estatua original de la Virgen será transportada a Roma, por un deseo del santo padre, el 13 de octubre en ocasión de la Jornada mariana promovida por el dicasterio para la Nueva Evangelización

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 2859 hits

El 13 de octubre el papa Francisco consagrará el mundo al Corazón Inmaculado de María, a los pies de la Estatua de la Virgen de Fátima. En respuesta al deseo del santo padre - se lee en la web oficial del Santuario - la imagen de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, que se venera en la capilla de las Apariciones, estará en Roma el 12 y 13 de octubre en ocasión de la Jornada mariana promovida por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

La jornada mariana es uno de los eventos cruciales en el calendario de las celebraciones papales del Año de la Fe. Cientos de movimientos e instituciones unidas a la devoción mariana que se reunirán en la capital para este encuentro. El presidente del dicasterio para la Nueva Evangelización, monseñor Rino Fisichella, en una carta enviada al obispo de Leiria-Fátima, monseñor António Marto, ha anunciado que "todas las realidades eclesiales de espiritualidad mariana" son invitadas a la Jornada.

En el programa del encuentro - informa  la web - está previsto un peregrinaje a la tumba del apóstol san Pedro, el día 12 de octubre, y otros momentos de oración y meditación. El 13, tendrá lugar la solemne celebración eucarística, presidida de papa Francisco, en la plaza de San Pedro.

"Es un vivo deseo del santo padre que la Jornada Mariana pueda tener como signo particular uno de los iconos marianos más significativos para los cristianos de todo el mundo, y por este motivo, hemos pensado en la amada estatua original de la Virgen de Fátima", ha escrito monseñor Fisichella. Así, la imagen de la Virgen de uno de los santuarios más famosos del mundo saldrá de Portugal la mañana del 12 de octubre para volver en la tarde del 13. Durante su ausencia, en la Capilla de las Apariciones se colocará la primera imagen de la Virgen Peregrino de Fátima, entronizada en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario del 8 de diciembre de 2003.