El papa, contra la explotación sexual de las mujeres

En la entrega de credenciales del embajador alemán ante la Santa Sede

| 2298 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 7 noviembre 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI habló contra la discriminación sexual de las mujeres, entre otros argumentos, en su discurso en la entrega de credenciales del nuevo embajador de Alemania ante la Santa Sede Reinhard Schweppe.

Según un despacho de Radio Vaticano, el papa dijo que “una sociedad es verdaderamente humana sólo cuando respeta la dignidad de cada persona, desde la concepción hasta la muerte natural”.

En el acto solemne, se revocó el reciente viaje del pontífice a su tierra natal y las intensas y numerosas manifestaciones de cordialidad y cariño que recibió.

Los cristianos están llamados a testimoniar la verdad en su vida personal, familiar y comunitaria, señaló el papa, elogiando que la Constitución alemana de 1949, acogiera los valores innegociables sobre la dignidad humana, después de los horrores de la dictadura nazi.

Y tras recordar la constante solicitud de la Iglesia por el ser humano sin distinción alguna, en cada etapa de su existencia --también la prenatal- que debe ser amparada por la legislación, el santo padre señaló algunas tendencias materialistas y hedonistas en países de mundo occidental.

Entre ellas, la discriminación sexual de las mujeres, advirtiendo que una relación que pasa por alto que los hombres y las mujeres tienen igual dignidad, supone un delito grave contra la humanidad. En este sentido, el papa exhortó a que se impulsen las medidas necesarias contra la explotación, la prostitución y la difusión de material erótico y pornográfico, sobre todo por Internet.

Confirmando las buenas relaciones entre la República Federal de Alemania y la Santa Sede, Benedicto XVI aseguró la plena disposición de la Iglesia católica en este país, a desempeñar su misión evangelizadora al servicio del bien de toda la sociedad, con especial atención a los más necesitados.