El Papa demuestra que no hay guerra de religiones, afirma un imán chiíta

| 436 hits

ROMA, 24 marzo 2003 (ZENIT.org).- En el contexto del actual conflicto bélico, las palabras y actuación del Papa y de la Santa Sede demuestran que no existe ninguna guerra de religiones, según reconoció recientemente Mohamed Hassan Al Amin, imán chiíta libanés.



Perteneciente a una de las familias descendientes de Mahoma, Al Amin declaró en una entrevista de la emisora italiana Rai : «Sostengo que cuanto ha hecho el Vaticano o ha dicho el Papa ha privado de legitimidad en todos al temor o a la idea de una guerra de religiones».

«No dudo en expresar la importancia histórica de lo que ha dicho el Papa --añadió--, “histórica” porque esas palabras tienen valor no sólo para el cristianismo, sino para toda la humanidad. Sus palabras nos ayudan a entender cómo todos los textos sagrados de los monoteísmos están cimentados en el amor».

Respecto a la cuestión de los musulmanes que en países no islámicos piensen recurrir a la violencia, Al Amin observó: «A ellos quiero dirigir un llamamiento para que entiendan, compartan y hagan suyas las palabras del Papa que indican un camino que toda la humanidad debe recorrer».

«Son palabras --continuó-- dirigidas al sentido religioso del amor, y por lo tanto hay que acoger en el comportamiento de los fieles».

«Los musulmanes somos el eslabón de una cadena antes del cual está el eslabón constituido por la cristiandad; los musulmanes que viven en estos países deben hacerse parte integrante de un proceso de diálogo, comprensión e integración», invitó el imán chiíta libanés.

Mohamed Hassan Al Amin subrayó igualmente que «un musulmán que vive en un país no islámico es partícipe de un gran proyecto, el de la superación de las divisiones, el de la creación de una nueva comprensión, el de la convivencia».

«Por ello --concluyó--, debe respetar a los hombres y las leyes del país en el que vive o que le acoge y que le consiente el libre ejercicio de la fe».