El Papa: El bien común, criterio fundamental de la vida social y política

Celebrada la primera semana social de la Iglesia Católica en Moldavia

| 1694 hits

CHISINAU, viernes 14 de octubre de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI destacó el trabajo por el bien común como “criterio fundamental” de la “vida social y política”, en su mensaje a los participantes de la primera Semana Social católica en Moldavia, celebrada desde este martes hasta este viernes en Chisinau.

En el texto, el Pontífice auspicia que el evento favorezca un “compromiso creciente y generoso” con la promoción de los valores universales como la “justicia” y la “solidaridad en el respeto de los derechos” de la persona, informó Radio Vaticano.

Más de un centenar de católicos procedentes de toda Moldavia, e incluso representantes del Gobierno y de otras Iglesias cristianas participaron en el evento.

La primera edición de la Semana Social de la Iglesia católica local se celebró en la capital de la República Moldava con el tema La valentía de crecer al lado de los últimos.

Como explicó el titular de la única diócesis católica del país (subdividida en 13 parroquias), monseñor Anton Cosa, “hemos elegido este título porque refleja nuestra condición de Iglesia minoritaria en el país, pero también porque, sobre todo, sentimos la vocación de crecer junto a los que no tienen nada, a los que se sienten excluidos de la sociedad, a los se les ha privado de su dignidad y humanidad”.

“El estar al lado y por los últimos no nos exime, sin embargo, de contribuir al crecimiento de la sociedad moldava, incluso es necesario que, junto a la ayuda material y espiritual que pretendemos llevar a todos, y especialmente a los más pobres, crezca, en la Iglesia moldava, también la diaconía social que permitirá a todos nuestros fieles sentirse responsables y protagonistas en la construcción del bien común de toda la nación”, añadió el prelado.

De hecho, esta Semana Social ha tenido como objetivo debatir sobre la contribución que la pequeña pero activa comunidad católica puede dar a la sociedad moldava, según un comunicado de prensa difundido por elConsejo de las Conferencias Episcopales de Europa(CCEE).

El encuentro, que concluyó hoy con la celebración eucarística en la catedral de Chisinau, se desarrolló en torno a tres jornadas temáticas.

El tema del martes 11 fue El compromiso social de los católicos en Moldavia y el del miércoles 12, La pobreza y los pobres, para terminar el jueves 13 con El compromiso de los laicos en la economía y en la sociedad.

Para destacar el vínculo con similares iniciativas organizadas en Europa, los respectivos temas fueron introducidos por tres representantes de otras Semanas Sociales en Europa.

Esos ponentes fueron monseñor Arrigo Miglio, obispo de Ivrea y presidente de las Semanas Sociales en Italia; el doctor Jean-Pierre Rosa, delegado de las Semanas Sociales de Francia, y monseñor Giampaolo Crepaldi, obispo de Trieste y Presidente de la Comisión Social de la CCEE Caritas in Veritate.

Monseñor Crepaldi y el vice-secretario general del organismo, el sacerdote húngaro Ferenc Janka, representaro al CCEE en Chisinau.

Con su presencia, quisieron testimoniar la importancia que el episcopado europeo le da a la iniciativa.

El evento fue definido por el obispo portugués Duarte da Cunha, secretario general del CCEE, como “un gimnasio y un modelo para numerosas Iglesias de minoría que quieren dedicarse mucho más a esta particular forma de diaconía social, un signo y una invitación para todas las realidades católicas, para que, siguiendo este ejemplo, no se desanimen nunca por las dificultades cuando se trata de la caridad y del anuncio del Evangelio”.

Según el mensaje papal, firmado por el secretario de Estado vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, Benedicto XVI espera que estas “jornadas de estudio y encuentro” despierten en el país una “ferviente esperanza y ardiente caridad”.