El Papa en el hospital 'Bambino Gesù' llevó una sonrisa a los pequeños pacientes

Es una de las estructuras pediátricas más importantes de Europa. Se repite una tradición iniciada por Juan XXIII

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1001 hits

El papa Francisco ha visitado este sábado por la tarde en Roma, el hospital pediátrico 'Bambino Gesù' en donde encontró en un ambiente de gran alegría a los pequeños pacientes con sus familias, renovando así la tradición iniciada por Juan XXIII en 1958 antes de Navidad.

La visita al hospital situado en la colina del Gianicolo, ha durado unas dos horas y media, hasta las 18,40 y concluida la misma el santo padre regresó al Vaticano a su alojamiento en la residencia Santa Marta.

Le esperaban diversos niños de varios países con un 'corazón' símbolo de la campaña social del hospital, realizada para renovar la terapia intensiva, una cesta con sus intenciones, un álbum de dibujos hechos por ellos y un ramo de rosas blancas en honor de santa Teresita del Niño Jesús para que el papa Francisco lo ponga a los pies de la imagen de la Virgen situada en el ingreso.

A los niños el papa les dijo: "Les agradezco por vuestros sueños y oraciones que han recogido en esta cesta que me han dado. Muchas gracias. Los presentamos junto a Jesús: Él los conoce mejor que todos. Él conoce todo lo que hay en el profundo de nuestro corazón. Especialmente con ustedes niños, Jesús tiene una relación especial, les está siempre juntos. Ahora recemos juntos una oración a la Virgen delante de esta hermosa imagen de Nuestra Señora con Jesús". Y rezó el Ave María con los allí presentes. 

Estaban presentes en 'el hospital del papa' el director del centro sanitario, Giusepe Profiti y la duquesa María Grazia Salviati, de la familia fundadora del hospital que fue donado en 1924 a la Santa Sede. También presentes el secretario de estado del vaticano, Mons. Pietro Parolín y su predecesor, el cardenal Tarcisio Bertone.

El director del hospital en sus palabras indicó que, una casa de recibimiento que será inaugurada ahora en la estructura llevará el nombre del papa Francisco. El santo padre al visitar los diversos repartos ha encontrado la mayor cantidad posible de los pequeños pacientes junto a sus familias. Entre ellos también estaba el joven Saverio Marinelli, que cuando niño fue el primer niño en el mundo que en el 2010 recibió un corazón artificial permanente.

En la capilla se detuvo un buen rato durante el cual saludó a los pequeños internados en el reparto de oncología. A los médicos de terapia intensiva en donde están internados 10 bebés con situaciones complejas les dijo “No están perdiendo su tiempo, lo importante es sembrar”.

Adentro del hospital las imágenes fueron transmitidas en directa en todos los repartos para que los pacientes pudieran participar mejor del evento.

El hospital es parte del territorio Vaticano aunque se encuentra en la colina del Gianicolo; es propiedad de la Santa Sede y el mayor policlínico y centro de investigación de pediatría en Europa, con 2.600 entre médicos, investigadores, enfermeros, técnicos y empleados.