El Papa en una parroquia: La catequesis de los niños evangeliza a sus padres

Visita la iglesia de San Enrique de Roma, la número 301 en su pontificado

| 402 hits

ROMA, 17 febrero 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II abandonó este domingo los muros vaticanos para visitar, como un obispo más, una parroquia de su diócesis. Era la comunidad parroquial número 301 que visita en este pontificado.



Los fieles de la iglesia de San Enrique, situada en el nuevo barrio de las afueras de Roma, Casal Monastero (nordeste), madrugaron para recibir en clima de fiesta a su obispo.

Entre los parroquianos había numerosos matrimonios jóvenes, con hijos pequeños, que han encontrado en esta zona casas a un precio razonable, lejano a las elevadas cifras del centro de la Ciudad Eterna (la segunda más cara de Europa después de París).

El templo era moderno, pues fue construido en 1999, un año después de que surgiera la comunidad parroquial.

Juan Pablo II, en la homilía que pronunció durante la misa, invitó a la parroquia a apoyar a las familias, prestando particularmente atención «a la educación de los muchachos, en primer lugar a los que se preparan para recibir los sacramentos de la iniciación cristiana y los que participan en las actividades parroquiales»

«Convocar a los padres mientras se propone la catequesis a sus hijos es, indudablemente, un óptimo camino para ayudar a las familias a vivir juntas las citas sacramentales», afirmó.