El papa estará tres día en Milán en junio

Benedicto XVI intervendrá en el VII Encuentro Mundial de las Familias

| 1133 hits

MILÁN, martes 28 febrero 2012 (ZENIT.org).- El papa Benedicto XVI estará presente en Milán, Italia, durante tres días, del viernes 1 al domingo 3 de junio, con motivo del VII Encuentro Mundial de las Familias (30 de mayo-3 de junio de 2012).

Lo ha anunciado el arzobispo de Milán, cardenal Angelo Scola, durante la rueda de prensa de presentación del programa de la visita del pontífice a Milán, en la que han participado el presidente del Consejo Pontificio para la Familia, cardenal Ennio Antonelli, el presidente de la Fundación Milán Familias 2012, obispo Erminio De Scalzi y el secretario del Consejo Pontificio para la Familia, obispo Jean Laffitte.

“Una visita de tres días es un evento de carácter extraordinario, excepcional para un viaje en Italia –dijo el cardenal Scola--. El papa tiene el deseo de encontrarse con Milán, y a veintisiete años de la visita de su predecesor Juan Pablo II, nos hace este regalo: un regalo a la ciudad de Milán y a las iglesias lombardas”.

La llegada del pontífice a la capital lombarda está programada para el viernes 1 de junio, al aeropuerto de Linate. Tras un primer encuentro con la ciudadanía en la plaza de la Catedral, el papa tendrá la posibilidad de asistir a un concierto, en el Teatro de la Scala, dirigido por el maestro Daniel Barenboim y al Encuentro con los confirmandos en el Estadio Meazza, al día siguiente, 2 de junio.

Mientras tanto, aumenta la participación de la Iglesia en el mundo en el VII Encuentro Mundial de las Familias. “Son ya varios meses que hay una preparación sobre el tema 'La Familia: el trabajo, la fiesta', y las iniciativas en programa son muchas: las catequesis han sido traducidas a once lenguas entre las que están el portugués, árabe, polaco y ruso –dijo el presidente del Consejo Pontificio para la Familia, cardenal Ennio Antonelli--. Para facilitar la llegada de las familias de los países pobres ha sido activada una recogida de fondos”.

Para la Fiesta de los testimonios, sábado 2 de junio en el Parque Norte, aeropuerto de Bresso, se espera a 300.000 personas, un millón en cambio para la Santa Misa del 3 de junio, siempre en Bresso. Más de 2.600 personas se han inscrito como voluntarias, pero hacen falta todavía 2.400. En plena actividad también la maquinaria de acogida. Los responsables organizativos locales están recogiendo las disponibilidades en cada parroquia: a finales de marzo, cuando concluya la transmisión de datos, será posible conocer con precisión cuántas serán las familias que abrirán sus puertas a las familias del mundo. El objetivo es albergar a cien mil familias en cien mil casas, baste pensar que en un sola semana han llegado ya más de 1.200 adhesiones.

El presidente de la Fundación Milán Familias 2012, monseñor Erminio De Scalzi, llamó la atención sobre tres palabras que expresan el estilo del VII Encuentro Mundial de las Familias: transparencia, sobriedad y ecosostenibilidad. “El Encuentro se tendrá en el Parque Norte, que es uno de los parques ciudadanos más bellos, trabajamos por un evento sostenible y para reducir al mínimo la dispersión de las basuras: por ejemplo, una vez desmontado el escenario, los materiales serán utilizados para construir bancos para el parque”, explicó el prelado.

El Congreso internacional teológico pastoral fue presentado por el secretario del Consejo Pontificio para la Familia, obispo Jean Laffitte, que habló de un “evento de familias para las familias”. Del 30 de mayo al 1 de junio estarán empeñados 110 ponentes de 27 países. En el centro de la reflexión, el estilo de la familia cristiana que vive el tiempo del trabajo y de la fiesta, y cómo las condiciones del trabajo influyen en la vivencia de las familias.