Comparta este artículo

El Papa explica el “Dios mío, por qué me has abandonado” de Jesús

El salmo 22 que recitó el Mesías en la Cruz no fue un grito de desesperación La exclamación de Jesús durante la agonía, recogida por los evangelios, “Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado”, no fue un grito de desesperación, sino el comienzo de uno de los salmos …