El papa Francisco invita a 'la fiesta del perdón'

El papa inicia "las 24 horas por el Señor" en Roma, celebrará y confesará. Varias diócesis del mundo están adhiriendo a la iniciativa del Pontificio consejo para la nueva evangelización

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1379 hits

El próximo viernes 28 y sábado 29 de marzo se realizarán las “24 horas por el Señor”, un evento a nivel mundial, que el Papa definió hoy como “la fiesta del perdón.

Lo indicó hoy después de rezar la oración del ángelus desde la ventana de su estudio, delante de una plaza de San Pedro repleta de fieles y peregrinos: “El próximo viernes y sábado viviremos un momento especial llamado “24 horas por el Señor”. Iniciará con una celebración el viernes por la tarde en la basílica de San Pedro, y después por la noche en algunas iglesias del centro de Roma que quedarán abiertas para la oración y las confesiones” dijo.

“Será -podemos llamarla así- la fiesta del perdón, que se realizará también en muchas diócesis y parroquias del mundo. El perdón que nos da el Señor se tiene que festejar, como lo hizo el padre de la parábola del hijo pródigo, que cuando el hijo volvió al hogar el padre hizo fiesta, olvidándose de todos sus pecados. Será la fiesta del perdón”.

La iniciativa “24 horas por el Señor” partió del Pontificio Consejo para la promoción de la nueva evangelización y su presidente el arzobispo Rino Fisichella, en declaraciones al cotidiano Avvenire indicó: “Será un día para encontrar la verdad sobre sí mismos”. El presidente del dicasterio vaticano indicó que la iniciativa nació de la preciosa contribución del Sínodo para la nueva evangelización, durante el cual los padres conciliares recordaron la importancia del sacramento de la reconciliación, 'hermano' de otro sacramento, el del bautismo.

Precisó que también está "el constante mensaje de misericordia que el Papa casi cotidianamente dirige a la Iglesia y por ello hemos pensado en el período de cuaresma ofrecer un momento de reconciliación hacia Dios y con nosotros mismos".

El arzobispo italiano indicó que el Papa al conocer la iniciativa “quiso vivirla en primera persona” y que por ello, “además de presidir la misa a las 17 horas en la basílica de San Pedro, escuchará confesiones”.

En Roma permanecerán abiertas tres iglesias del centro histórico: la de Sant’Agnese en la plaza Navona, la iglesia de los estigmas, en la plaza Argentina y la basílica de Santa Maria en Trastevere. Estos templos fueron elegidos, indicó el prelado porque “se encuentran en las tres zonas más frecuentadas por los jóvenes durante la noche” y allí estarán “algunos jóvenes pertenecientes a diversas realidades que trabajaran como nuevos evangelizadores e invitarán a los de su edad a entrar en la Iglesia en donde encontrarán sacerdotes disponibles a escucharlos y también a confesarlos”. Además estará expuesto el Santísimo Sacramento, delante del silencio del cual podrán hacer un primer paso para retornar en sí mismos.

Un evento no solamente para los jóvenes, puesto que se administrará el sacramento de la reconciliación a quien lo desee y que concluirá en el santuario de la Divina Misericordia, la iglesia del 'Santo Spirito in Sassia', cercana del Vaticano en donde a las 17 horas se celebrarán las vísperas.

Mons. Fisichella añadió que el Pontificio consejo amplió la invitación a todas las diócesis del mundo “y he quedado agradablemente impresionado de las numerosas respuestas entusiastas que llegaron a nuestra invitación”. Y añadió que esto demuestra “que se trata de una iniciativa que responde a una exigencia pastoral muy sentida por la comunidad de todo el mundo”.

Sobre la actualidad del sacramento de la confesión, monseñor Fisichella no tiene dudas: “Estoy convencido que tenga una profunda validez antropológica, porque le ayuda al hombre a entender verdaderamente quien es, y le permite hacer experiencia propia de aquella misericordia y de aquel amor de Dios del que nos habla con frecuencia el papa Francisco.