El Papa improvisa para saludar a los niños y felicitar a sus madres

| 886 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 8 mayo 2005 (ZENIT.org).- Benedicto XVI dejó a un lado los papeles al final de su saludo dominical, pronunciado desde la ventana de su estudio, para saludar a los numerosos niños y felicitar a sus mamás, en el día en que Italia celebraba la fiesta de la madre.



Habían llegado a la plaza de San Pedro para escuchar las palabras del pontífice unos dos mil estudiantes de las escuelas de Roma y de las localidades limítrofes, que participaron en el XXV Maratón de Primavera «Fiesta de la Escuela».

«Bendigo y saludo a vuestros padres y a todos vuestros amigos. Mis mejores deseos para todos, en particular para las mamás», les dijo el Papa con una sonrisa.

Los pequeños atletas organizaron en el centro de la plaza de San Pedro una coreografía sobre el tema «Europa y música», y después liberaron globos con mensajes de cariño a la Madre del Cielo.

A continuación, se dio la señal de inicio del Maratón que salió de la Plaza de San Pedro y concluyó, cinco kilómetros después, en el barrio de Pincio. La Vía de la Conciliación se cerró al tráfico para permitir la salida del maratón.