El Papa invita a descubrir la belleza de la oración en familia

En un encuentro este domingo con niños de primera comunión, con sus padres y sus educadores

| 419 hits

MUNICH, lunes, 11 septiembre 2006 (ZENIT.org).- Al encontrarse en la tarde de este domingo, en la catedral de Munich, con niños de primera comunión, con sus padres y sus profesores de catequesis, Benedicto XVI les invitó a descubrir la belleza de la oración en familia.



En el templo, en el que el 28 de mayo de 1977 recibió la ordenación episcopal Joseph Ratzinger, presentó la Comunión como la «fuente de la vida» con la que Jesús «viene a nosotros y se une a cada uno de nosotros».

Por este motivo, el Santo Padre se dirigió en particular a los padres de los niños para invitarles «encarecidamente a ayudar a vuestros hijos a creer» a «acompañarles en su camino hacia la primera Comunión».

En definitiva, explicó, se trata de ayudarles «en su camino hacia Jesús y con Jesús».

«Os lo pido --imploró--, id con vuestros niños a la Iglesia para participar en la celebración eucarística del domingo».

«Veréis que no es tiempo perdido --aseguró--; es lo que mantiene verdaderamente unida a la familia».

«El domingo se hace más bello, toda la familia se hace más bella, si juntos participáis en la liturgia dominical».

«Y, por favor, rezad también en casa juntos: en la mesa y antes de ir a dormir. La oración nos lleva no sólo hacia Dios, sino también hacia el otro».

«Es una fuerza de paz y de alegría --reconoció--. La vida de la familia se hace más festiva y adquiere un alcance más amplio si Dios está presente y si experimenta su cercanía en la oración».

El Papa se dirigió también a los profesores de religión para pedirles que tengan presente «en la escuela la búsqueda de Dios, de ese Dios que en Jesucristo se nos ha hecho visible».

«Sé que en nuestro mundo pluralista es difícil presentar en la escuela el tema de la fe. Pero no es suficiente, ni muchos menos, que los niños y jóvenes sólo adquieran en la escuela conocimientos y capacidades técnicas, en vez de criterios que orientan y dan sentido a los conocimientos y las capacidades».

«Estimulad a los alumnos a plantear preguntas no sólo sobre esto o aquello --algo que está bien-- sino a preguntar sobre todo el "de dónde" y el "hacia dónde" de nuestra vida. Ayudadles a darse cuenta de que todas las respuestas que no llegan hasta Dios son demasiado cortas».