El Papa invita a los jóvenes a conocer a Cristo meditando en la Biblia

«Para mis pies antorcha es tu palabra, luz para mi sendero»

| 485 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 27 enero 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha propuesto a los jóvenes del mundo leer la Biblia para que puedan conocer a Cristo.



Es la recomendación que presenta en el mensaje que ha escrito con motivo de la XXI Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará el 9 de abril de 2006, Domingo de Ramos, a nivel diocesano.

La misiva, publicada este lunes por la Santa Sede, aconseja a los chicos y chicas «adquirir intimidad con la Biblia, a tenerla a mano, para que sea para vosotros como una brújula que indica el camino a seguir».

«Leyéndola, aprenderéis a conocer a Cristo», afirma recordando las palabras de san Jerónimo (343-420), doctor de la Iglesia y padre de las ciencias bíblicas, quien decía «El desconocimiento de las Escrituras es desconocimiento de Cristo».

El tema escogido para esta Jornada por el Papa es «Para mis pies antorcha es tu palabra, luz para mi sendero».

En particular, el pontífice invita a los jóvenes a profundizar en la palabra de Dios a través de la «lectio divina», que como él les explica, consiste en auténtico «itinerario espiritual» por etapas.

La primera de las etapas es la lectura [«lectio»], «que consiste en leer y volver a leer un pasaje de la Sagrada Escritura tomando los elementos principales».

A continuación, ilustra, se pasa a la «meditatio» [meditación], «que es como una parada interior, en la que el alma se dirige hacia Dios intentando comprender lo que su palabra dice hoy para la vida concreta».

Luego sigue la «oratio» [oración], «que hace que nos entretengamos con Dios en el coloquio directo».

Por último, «se llega a la contemplatio [contemplación], que nos ayuda a mantener el corazón atento a la presencia de Cristo, cuya palabra es "lámpara que luce en lugar oscuro, hasta que despunte el día y se levante en vuestros corazones el lucero de la mañana"».

Por eso, indica, «la lectura, el estudio y la meditación de la Palabra tienen que desembocar después en una vida de coherente adhesión a Cristo y a su doctrina».

«Construir la vida sobre Cristo, acogiendo con alegría la palabra y poniendo en práctica la doctrina: ¡he aquí, jóvenes del tercer milenio, cuál debe ser vuestro programa!», es la consigna que deja el Papa.

«Es urgente --reconoce-- que surja una nueva generación de apóstoles enraizados en la palabra de Cristo, capaces de responder a los desafíos de nuestro tiempo y dispuestos a para difundir el Evangelio por todas partes».

«¡Esto es lo que os pide el Señor, a esto os invita la Iglesia, esto es lo que el mundo - aun sin saberlo - espera de vosotros!», asegura a los muchachos.

«Y si Jesús os llama --les dice antes de concluir--, no tengáis miedo de responderle con generosidad, especialmente cuando os propone de seguirlo en la vida consagrada o en la vida sacerdotal».

«No tengáis miedo; fiaos de Él y no quedaréis decepcionados», aconseja el sucesor de Pedro.

[Puede leerse el mensaje del Papa en la sección de «Documentos» de la página web de Zenit, www.zenit.org]