El papa invitó a la niña secuestrada en Colombia

A la misa del día de Nuestra Señora de Guadalupe

| 1489 hits

BOGOTÁ, miércoles 16 noviembre 2011 (ZENIT.org).- Nohra Valentina, la niña de diez años secuestrada en Arauca, Colombia, durante 19 días y liberada el pasado 18 de octubre, asistirá a la misa que celebrará Benedicto XVI en la basílica de San Pedro el próximo 12 de diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América.

Por medio del embajador Velásquez, quien viajó hasta la población de Fortul donde reside la niña y su familia, Benedicto XVI envió a Nohra una medalla del beato Juan Pablo II, un crucifijo, y la invitación para que asistiera a la eucaristía del próximo 12 de diciembre, que ella recibió con mucha alegría, informa este miércoles la agencia AICA.

Nohra Valentina y su familia asistirán a la eucaristía que Benedicto XVI celebrará el 12 de diciembre en conmemoración del bicentenario de la independencia de varios países americanos entre los cuales está Colombia.

Cuando el papa se enteró del secuestro de la niña, por medio del embajador de Colombia ante la Santa Sede, César Mauricio Velásquez, rezó “por la inmediata liberación de la niña y de todas las personas que están secuestradas en Colombia por grupos terroristas y delincuentes despiadados”. También lo hizo “por la conversión de quienes cometen estos crímenes”.

Tras la feliz liberación de la niña, el papa manifestó en público su alegría y pidió una vez más la liberación de todos los secuestrados en el país: “El papa agradece a Dios su liberación y pide a los colombianos continuar en oración constante, pidiendo la liberación de todas las personas secuestradas y la conversión de quienes cometen estos crímenes”.