El papa invitó a todos los católicos a rezar por la Iglesia en China

Con motivo de la fiesta de Nuestra Señora de Sheshan, en Shanghai

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 934 hits

El próximo viernes 24 de mayo se celebra la fiesta litúrgica de la Santísima Virgen María, Auxilio de los Cristianos, venerada con gran devoción en el santuario mariano de Sheshan en Shanghai. Con este motivo el papa Francisco ha pedido esta mañana, en la audiencia general, rezar por los católicos de China.

El santo padre Francisco invitó a los católicos del mundo a rezar por nuestros hermanos y hermanas en China y rezó por ellos junto con los miles de peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro. En su palabras ha incluido parte de la oración compuesta por su predecesor Benedicto XVI para esta fiesta.

“El viernes, 24 de mayo –dijo el papa--, es el día dedicado a la memoria litúrgica de la Bienaventurada Virgen María, Auxilio de los cristianos, que es venerada con gran devoción en el Santuario de Sheshan en Shanghai.

Invito a todos los católicos de todo el mundo a unirse en oración con nuestros hermanos y hermanas que están en China, para implorar de Dios la gracia de proclamar con humildad y con gozo a Cristo, muerto y resucitado, de ser fieles a su Iglesia y al Sucesor de Pedro y de vivir la vida cotidiana en el servicio a su país y a sus conciudadanos de una manera coherente con la fe que profesan.

Haciendo nuestras algunas de las palabras de la oración a Nuestra Señora de Sheshan, me gustaría invocar con ustedes a María así: "Señora nuestra de Sheshan, alienta el compromiso de quienes en China, en medio de las fatigas cotidianas, siguen creyendo, esperando y amando, para que nunca teman hablar de Jesús al mundo y del mundo a Jesús”.

Que María, Virgen fiel, sostenga a los católicos chinos, haga cada vez más preciosos a los ojos del Señor sus no fáciles compromisos y que haga crecer el afecto y la participación de la Iglesia que está en China al camino de la Iglesia universal”.