El papa: Jesús al centro de la vida del cristiano

Para conseguirlo, Francisco explica que solamente es válido lo que te lleva a Jesús, y solamente es válido lo que viene de Jesús

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1861 hits

El papa ha recordado esta mañana en la homilía de Santa Marta que tenemos que vencer la tentación de ser "cristianos sin Jesús" o cristianos que "buscan solamente devociones, pero que Jesús no está".

El papa ha hablado en su homilía sobre la centralidad de Jesús en nuestra vida recordando que "Jesús es el centro. Jesús es el Señor". Además ha advertido que está palabra no siempre la entendemos bien, "Jesús no es un señor tal o cual sino el Señor, el único Señor". Y por eso ha hablado de los fariseos del Evangelio de hoy que ponían "el centro de su religiosidad en tantos mandamientos". También hoy - ha señalado - "si no está Jesús al centro, estarán otras cosas". A este respecto ha recordado que "un mandamiento es válido si viene de Jesús: yo hago esto porque el Señor quiere que yo haga esto. Pero si como soy un cristiano sin Cristo, hago esto y no sé porqué lo debo hacer".

Otros son los cristianos sin Cristo, lo que solamente buscan devociones. "Si tus devociones te llevan a Jesús, está bien. Pero si tu permaneces ahí, algo no va bien", ha dicho el papa Francisco.

También hay cristianos sin Cristo "que buscan cosas un poco raras, un poco especiales, que van detrás de las revelaciones privadas", mientras que la Revelación ha concluido con el Nuevo Testamento.

Para ser cristianos con Cristo, Francisco ha dado la siguiente indicación: "solamente es válido lo que te lleva a Jesús, y solamente es válido lo que viene de Jesús. Jesús es el centro, el Señor, como Él mismo dice.

Además, ha explicado que el signo de ser un cristiano con Jesús es el del ciego de nacimiento que se postra delante de Jesús para adorarlo. "Pero si tu no consigues adorar a Jesús, algo te falta. Una regla, un signo. La regla es; soy un buen cristiano, estoy sobre el camino del buen cristiano si hago lo que viene de Jesús y hago lo que me lleva a Jesús, porque Él es el centro. El signo es: soy capaz de adorar, la adoración. Esta oración de adoración delante de Jesús".

Finalmente, el papa ha pedido que "el Señor nos haga entender que solamente Él es el Señor, es el único Señor. Y nos dé también la gracia de amarlo mucho, de seguirlo, de ir sobre el camino que Él nos ha enseñado".

(Fuente Radio Vaticana)