El Papa: La Eucaristía no es un recuerdo, es la presencia viva de Jesús

Palabras de Juan Pablo II en la audiencia general

| 568 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 3 oct (ZENIT.org).- La Eucaristía no es el recuerdo de «algo ya pasado» --la Última Cena de Jesús--, sino la celebración «de la presencia y actualidad» de su pasión, muerte y resurrección. Lo recordó esta mañana Juan Pablo II durante la audiencia general de este miércoles, en la que participaron 36 mil peregrinos.



Era el segundo episodio de la serie de intervenciones que el pontífice está ofreciendo en este año jubilar sobre el milagro más grande de todos los tiempos: la Eucaristía.

Para explicar el gran misterio de que constituye este sacramento para católicos y ortodoxos, el obispo de Roma se remontó a la espiritualidad del pueblo judío que, como se muestra en el Antiguo Testamento, tiene por «"memorial" por excelencia la liturgia pascual del Éxodo».

«En el rito pascual --evocó--, se entrecruzaban los dos recuerdos: el divino y el humano, es decir, la gracia salvífica y la fe agradecida». «En virtud de este acontecimiento», dijo el Papa citando al filósofo judío Martin Buber (1878-1965), «Israel será siempre "una comunidad basada en el recuerdo"».

«Esta intersección entre el recuerdo de Dios y el del hombre se encuentra también en el centro de la Eucaristía, que es el "memorial" por excelencia de la Pascua cristiana», añadió el sucesor de Pedro.
«El "cuerpo entregado por vosotros" sobre la cruz se presenta vivo en el hoy y, como declara Pablo, se abre al futuro de la redención final». Por eso, Cristo dijo: «Haced esto en conmemoración mía»,

«La Eucaristía es, por tanto, memorial de la muerte de Cristo; ahora bien, también es presencia de su sacrificio y anticipación de su venida gloriosa. Es el sacramento de la continua cercanía salvadora del Señor, resucitado en el historia»

«"Recordar" es, por tanto, "volver a traer al corazón" la memoria y el afecto, pero es también celebrar una presencia --concluyó el Papa--. Sólo la Eucaristía, verdadero memorial del misterio pascual de Cristo, es capaz de mantener vivo en nosotros el recuerdo de su amor».

Puede leer la intervención del Papa en: «Juan Pablo II: La Eucaristía, ayer como hoy, Cristo entre nosotros».