El Papa muestra su preocupación por la situación que atraviesa Bolivia

Las devociones populares, remedio contra la descristianización

| 1478 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 10 de noviembre de 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI esta preocupado por la actual situación que atraviesa Bolivia, según lo manifestó en su discurso a los obispos de este país, a quienes recibió en el Vaticano este lunes con motivo de su visita "ad limina apostolorum".

Ante "las difíciles circunstancias" que afectan al país "y que en estos momentos parecen agudizarse aún más", el Papa pidió a los obispos que acompañen "muy de cerca a todos los bolivianos", para "mantener la esperanza, avivar la fe, fomentar la unidad, exhortar a la reconciliación y salvaguardar la paz".

Aludió también a los "signos de debilitamiento de la vida cristiana por factores de origen diverso, una extendida incoherencia entre la fe profesada y las pautas de vida personal y social, o una formación superficial que deja expuestos a los bautizados al influjo de promesas deslumbrantes pero vacías".

Ante esta situación, el obispo de Roma alentó a los prelados a promover "la devoción popular, ese precioso tesoro acumulado durante siglos gracias a la labor de misioneros audaces y mantenido con entrañable fidelidad por generaciones en las familias bolivianas".

Estas devociones son, añadió, "un don que ha de ser ciertamente custodiado y promovido hoy, como sé que se está haciendo con esmero y dedicación, pero que requiere un esfuerzo constante para que el valor de los signos penetre en lo hondo del corazón, esté siempre iluminado por la Palabra de Dios y se transforme en convicciones firmes de fe".

Educación

El Papa insistió ante los prelados sobre la importancia de la formación, de la enseñanza y de la catequesis. Se trata, explicó, de dar una formación que "comprenda la dimensión espiritual y religiosa de la persona", especialmente garantizando el derecho de los cristianos a recibir una educación conforme a sus convicciones.

"La Iglesia en Bolivia tiene numerosas instituciones educativas, algunas de gran prestigio, que han de seguir contando con la atención de sus Pastores para que mantengan y sean respetadas en su propia identidad".

También aludió a la necesidad de "una catequesis sistemática, generalizada y penetrante, que enseñe clara e íntegramente la fe católica", y advirtió que "una enseñanza parcial o incompleta del mensaje evangélico no se corresponde con la misión propia de la Iglesia ni puede ser fecunda".

Otra cuestión que abordó fue la formación de los sacerdotes antes y después de su ordenación, especialmente necesaria en el momento actual, "proclive a la dispersión en las informaciones y a la disipación de la interioridad profunda, donde el ser humano tiene una ley escrita por Dios".

Descubrir la Palabra

El Papa encomendó especialmente a los obispos que promuevan entre los fieles el conocimiento de la Escritura: "que la proclamación fiel, la escucha y la meditación de la Escritura esté siempre en primer plano, pues en ello encuentra el Pueblo de Dios su razón de ser, su vocación y su identidad".

"De la escucha dócil de la Palabra divina nace el amor al prójimo y, con él, el servicio desinteresado a los hermanos (cf. ibíd.), un aspecto que ocupa un puesto muy relevante en la acción pastoral en Bolivia, ante la situación de pobreza, marginación o desamparo de buena parte de la población", añadió.

Por Inma Álvarez