El Papa: no sólo montar el belén sino intentar vivir lo que representa

Bendice las figuritas de Jesús llevadas por miles de niños al Vaticano

| 2001 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 13 de diciembre de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI valoró la costumbre de muchas familias de montar un nacimiento en su hogar, y animó a intentar vivir lo que representa.

Lo hizo antes de rezar el Ángelus ante miles de fieles congregados en la plaza de San Pedro, entre ellos numerosos niños, acompañados de sus padres, catequistas y profesores.

Siguiendo una antigua tradición, esos niños y adolescentes habían llevado sus figuritas del Niño Jesús de su nacimiento para que el Papa las bendijera.

Tras agradecerles su presencia, Benedicto XVI mostró su alegría por saber que en sus familias se conserva la costumbre de hacer el pesebre.

“No basta con repetir un gesto tradicional, aunque sea importante -indicó-. Hay que intentar vivir en la realidad del día a día lo que el pesebre representa, es decir el amor de Cristo, su humildad, su pobreza”.

“La bendición de los “Bambinelli” -como se dice en Roma- nos recuerda que el pesebre es una escuela de vida donde podemos aprender el secreto de la verdadera alegría”.

Benedicto XVI propuso una reflexión ante el nacimiento: “La Virgen y san José no parecen una familia muy afortunada; han tenido su primer hijo en medio de grandes dificultades”, explicó.

Y continuó: “Sin embargo están llenos de profunda alegría, porque se aman, se ayudan, y sobre todo están seguros de en su historia está la obra Dios, Quien se ha hecho presente en el pequeño Jesús”.

Seguidamente preguntó: “¿Y los pastores? ¿Qué motivo tienen para alegrarse? El Bebé no cambiará realmente su condición de pobreza y de marginación”.

“Pero la fe les ayuda a reconocer en el “niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”, el “signo” del cumplimiento de las promesas de Dios para todos los hombres “en quienes él se complace” -dijo, citando el Evangelio de San Lucas-, ¡también para ellos!”.