El Papa nombra a su primer representante no residente ante Vietnam

Monseñor Girelli, también nuncio en Singapur y delegado apostólico en Malasia y Brunei

| 2275 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 13 de enero de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI nombró “representante pontificio no residente” ante Vietnam, nuncio apostólico en Sinapur y delegado apostólico en Malasia y Brunei al hasta ahora nuncio apostólico en Indonesia, monseñor Leopoldo Girelli, comunicó este jueves la Oficina de Información de la Santa Sede.

De esta manera, Vietnam vuelve a tener un delegado papal, aunque este representante no sea nuncio ni ambos Estados hayan establecido plenamente las relaciones diplomáticas interrumpidas en el año 1975 tras la ocupación de Saigón por las fuerzas del ejército comunista.

El nuevo representante pontificio para Vietnam, Singapur, Malasia y Brunei nació en Predore, en la diócesis italiana de Bérgamo, el 13 de marzo de 1953 y fue ordenado sacerdote el 17 de junio de 1978.

Licenciado en Teología, entró al servicio diplomático de la Santa Sede el 13 de julio de 1987 y ha prestado servicio en las representaciones pontificias en Camerún y en Nueva Zelanda, así como en la sección para los asuntos generales de la Secretaría de Estado y en la nunciatura apostólica en los Estados Unidos.

El 13 de abril de 2006 fue nombrado nuncio apostólico en Indonesia con dignidad de arzobispo. El 16 de octubre de ese año le fue asignada también la nunciatura en Timor Oriental.

Satisfacción del Papa

El Papa expresó su “satisfacción” por este nombramiento en el discurso que ofreció este lunes 10 de enero al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede.

Hasta ahora, Vietnam era uno de los pocos países que no mantenían relaciones diplomáticas con la Santa Sede, al igual que la República Popular China.

La introducción de esta figura supone un primer paso para profundizar las relaciones entre la Santa Sede y Vietnam, así como los vínculos de la Santa Sede con la Iglesia local de este país asiático.

Llega tras dos encuentros del Grupo de trabajo conjunto entre Vietnam y el Vaticano dedicado a la normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos Estados.

Además, en los últimos años, delegaciones de ambas partes han realizado diversas visitas, entre ellas la del primer ministro vietnamita Nguyen Tan Dung al Vaticano en 2007 y el encuentro del presidente Nguyen Minh Triet con Benedicto XVI el 11 de diciembre de 2009, durante la primera visita de un presidente vietnamita al Vaticano desde 1975.

A pesar de las mejoras en Vietnam, diversos grupos religiosos siguen sufriendo represión, según el Informe Internacional sobre Libertad Religiosa 2010 del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

En los últimos meses, por ejemplo, algunos funcionarios del Gobierno usaron la fuerza contra un grupo de fieles que protestaba por el cierre del cementerio de la parroquia católica de Con Dau.

El Gobierno también confiscó algunos terrenos de instituciones católicas, mantuvo los retrasos en aprobar el registro de congregaciones protestantes y siguió sin otorgar el permiso para la traducción de la Biblia al h’mong, a pesar de la espera de cinco años.

En este país, la Iglesia católica cuenta con algo menos de seis millones de fieles, de una población que casi alcanza los 90 millones.