El papa nombra a sus enviados para la fiesta de S. Roque Gonzáles en Paraguay

Por los 25 años del primer santo paraguayo el cardenal Hummes presidirá en nombre del santo padre las celebraciones

Roma, (Zenit.org) Redacción | 829 hits

El papa Francisco ha nombrado al cardenal Claudio Hummes como enviado especial a Paraguay para la celebración de los 25 años de la canonización de San Roque Gonzáles de Santa Cruz y de sus compañeros mártires.

Este sábado en la web del Vaticano se publicó la carta en latín en la que el santo padre le pide al prefecto de la Congregación del Clero, que presida en su nombre las celebraciones y manifieste junto con su bendición, su paternal afecto a todo el pueblo de Paraguay.

La celebración presidida por el cardenal Humes, será el 15 de noviembre, día del martirio de estos misioneros jesuitas, ocurrido en el 1628 en las reducciones de Paraguay.

San Roque Gonzáles de Santa Cruz fue el primer santo paraguayo y sus compañeros de martirio eran los españoles Alfonso Rodríguez y Juan del Castillo, cuyas vidas estuvieron marcadas plenamente por el amor a Dios y por el afán de llevar su evangelio a los hombres que no conocían la existencia de Cristo ni habían sido aún liberados por su gracia redentora.

“Esta canonización de tres mártires jesuitas es también un motivo de sano orgullo para toda la Compañía de Jesús”, dijo el Papa Wojtyla, en su homilía en la canonización que celebró en Asunción en 1988, señalando que “Roque González se encuentra entre los primeros jesuitas del nuevo continente, y Alfonso Rodríguez y Juan del Castillo pertenecen a aquel grupo de hombres generosos que, respondiendo a la llamada de Jesús para incorporarse a su compañía, llevaron a Cristo por todo el mundo”, se lee en la carta.

En la capital paraguaya, el Papa Juan Pablo II destacó que “sabiéndose responsables en cuanto a la necesidad de custodiar la dignidad humana en aquel momento de la historia, el padre Roque González, el padre Alfonso Rodríguez, el padre Juan del Castillo y tantos otros cristianos, afrontaron el tremendo desafío que había supuesto el descubrimiento del llamado Nuevo Mundo. Convencidos de que el Evangelio es mensaje de amor y de libertad, procuraron dar a conocer “la verdad en Cristo Jesús” a lo largo y a lo ancho de estas tierras”.

Junto con la carta pontificia se indicaron los nombre de los integrantes de la misión pontificia. Ellos son Virgilio Rodi Alonso, párroco rector de la catedral metropolitana de Asunción y vicario judicial del Tribunal Interdiocesano; y el provincial de los Jesuitas en Paraguay, Alberto Luna.