El Papa pide a la ONU que trabaje para “extender a todos los beneficios de la globalización”

En un telegrama a los participantes en la Asamblea de Naciones Unidas

| 1008 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 17 de septiembre de 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha pedido a los líderes de todo el mundo que trabajen por el desarrollo de todos los pueblos, con motivo de la celebración en Nueva York de la 63 asamblea general de las Naciones Unidas.

En un telegrama firmado en su nombre por el Secretario de Estado, cardenal Tarsicio Bertone, el Papa pide a la Onu que siga trabajando por "la implementación continua de los objetivos de desarrollo del Milenio, el programa NEPAD y otras iniciativas".

Estos proyectos deben encaminarse, según el Papa, "a asegurar que toda la familia humana participa en los beneficios de la globalización".

En otro momento del mensaje, Benedicto XVI recuerda su anterior visita, el pasado mes de abril, a la sede de las Naciones Unidas, con ocasión del 60 aniversario de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En este sentido, el Papa "renueva su llamamiento a los líderes internacionales para que vuelvan a apropiarse de la noble visión moral y los principios trascendentales de la justicia encarnados en los documentos fundantes de las Naciones Unidas".

Finalmente, pide a los líderes mundiales que "refuercen su compromiso de defender la dignidad de cada persona humana y de construir un mundo donde haya más solidaridad, libertad y paz".