El Papa pide aplicar los acuerdos de paz para Burundi

Promueve la reconciliación en la región africana de los Grandes Lagos

| 882 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 30 agosto (ZENIT.org).- Juan Pablo II pidió esta mañana, al final de la audiencia general, que «todas las partes interesadas» acojan el acuerdo de Paz para Burundi firmado en Tanzania y abogó por una paz «estable y duradera» en la región africana de los Grandes Lagos.



«Ha sido firmado el lunes pasado --recordó el Papa-- un primer acuerdo parcial para la pacificación de la querida nación de Burundi, ensangrentada por siete años absurdos de guerra civil. Os invito a rezar para que el deseo de reconciliación de aquellas poblaciones sea acogido por todas las partes interesadas y por los Estados vecinos y se pueda llegar pronto a una paz estable y duradera, que beneficiará a toda la región de los Grandes Lagos».

El pasado 28 de agosto, en Arusha, --con la presencia del presidente Clinton y el mediador Nelson Mandela--, tras agotadoras negociaciones, las delegaciones de los mayores partidos gubernamentales tutsis y de la oposición hutu de Burundi, además de uno de los tres grupos guerrilleros hutu, firmaron un acuerdo que compromete a las partes en el difícil camino de la paz. Un acuerdo ha sido calificado por los expertos de «frágil».