El Papa pide «escuchar el grito de los pobres»

En la víspera de la Jornada Mundial del Rechazo de la Miseria

| 1416 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 16 octubre 2005 (ZENIT.org).- En la víspera de la Jornada Mundial del Rechazo de la Miseria, Benedicto XVI lanzó un llamamiento a «escuchar el grito de los pobres» e intensificar la acciones contra este flagelo global.



Esta Jornada fue creada por iniciativa del padre Joseph Wresinski, fundador del movimiento «ATD Cuarto Mundo», el 17 de octubre de 1987, cuando colocó en el atrio del Trocadero, en París, una lápida «por las víctimas de la miseria». La iniciativa fue asumida por las Naciones Unidas en 1992.

Hablando en francés, al concluir la oración mariana del Ángelus, el Papa reconoció desde la ventana de su estudio que «la miseria es un flagelo contra el que la humanidad tiene que luchar sin cesar».

«Estamos llamados a una solidaridad cada vez más grande para que nadie quede excluido de la sociedad», subrayó el obispo de Roma ante decenas de miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano.

Tras asegurar que su oración está junto «a los pobres que luchan con valentía por vivir en la dignidad, con la preocupación de su familia y las necesidades de sus hermanos», saludó «a todos los que se ponen al servicio de personas necesitadas».

Por último, el pontífice invitó «a las autoridades civiles y a los líderes a escuchar el grito de los pobres y a intensificar sus acciones en la lucha contra la miseria».

La iniciativa del padre Wresinski, sacerdote de origen polaco cuya causa de canonización está en curso, ha suscitado en este año varias celebraciones en Roma.

A las 16.00 de este domingo estaba prevista una misa en la Basílica de San Juan de Letrán, catedral del Papa, presidida por el arzobispo Robert Sarah, secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Este lunes en la tarde, en la Universidad Pontificia Lateranense, se celebrará una mesa redonda para responder a la pregunta: «¿Se puede derrotar a la miseria?»

En el encuentro, presidido por Giovanni Galassi, embajador de la República de San Marino ante la Santa Sede, participarán, entre otros, el obispo Rino Fisichella, rector de esa Universidad, y Carlos Custer, embajador de Argentina ante la Santa Sede.

En la noche del viernes 28 de octubre tendrá lugar en la Iglesia de San Luis de los Franceses un concierto de los «New Chamber Singers», coro con un repertorio que va desde los autores del Renacimiento hasta los modernos.

[Más información en http://www.oct17.org]