El Papa pide superar conceptos reductivos de regulación «natural» de la fertilidad

| 1315 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 30 enero 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha invitado a superar el reductor concepto de regulación «natural» de la fertilidad, que lo limita al simple respeto del ritmo biológico de la mujer, aclarando que debe abarcar también el contexto del amor recíproco propio de la procreación.



Así lo explica en un mensaje publicado este viernes por la Sala de Prensa de la Santa Sede, dirigido a los participantes en un congreso internacional celebrado en Roma sobre el tema «Regulación natural de la fertilidad y cultura de la vida».

«Está claro que cuando se habla de regulación "natural", no nos referimos sólo al respeto del ritmo biológico --reconoce el Papa--. Se trata, de forma más completa, de responder a la verdad de la persona en su unidad íntima de espíritu, psique y cuerpo, unidad que no se puede reducir nunca a un conjunto de mecanismos biológicos».

«Sólo en el contexto del amor recíproco, total y sin reservas, de los cónyuges, puede vivirse en toda su dignidad la procreación a la que está ligado el futuro de la humanidad», afirma el pontífice.

En el texto, Juan Pablo II confirma que la Iglesia siempre ha promovido «la cultura de la procreación responsable y el conocimiento y la difusión de los métodos "naturales" de regulación de la fertilidad».

Sin embargo, reconoce, «asistimos hoy a la consolidación de una mentalidad que, por una parte aparece casi atemorizada frente a la responsabilidad de la procreación y, por otra, quisiera casi dominar y manipular la vida».

«Es urgente, por tanto --exige--, insistir en una acción cultural que ayude a superar, en este ámbito, lugares comunes y manipulaciones, con frecuencia amplificados por cierta propaganda».

Por este motivo, propone el pontífice promover «una obra de educación y formación capilar con los cónyuges, los novios, los jóvenes en general, así como con los agentes sociales y pastorales para explicar adecuadamente todos los aspectos de la regulación natural de la fertilidad, en sus fundamentos y motivaciones, además de sus aspectos prácticos».

El Congreso en el que se ha leído el mensaje del Papa ha sido organizado en la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Roma (de la que depende el Hospital Gemelli), por Facultades de Medicina y Cirugía de varias universidades de Roma, por el Ministerio del Gobierno italiano para la Salud, por el Instituto Italiano de Medicina Social y por la Oficina para la Pastoral Universitaria de la Diócesis de Roma.