El Papa preocupado ante las presiones para imponer la errónea «salud reproductiva»

| 806 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 30 enero 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha manifestado en una audiencia al secretario general de Ayuda a la Iglesia Necesitada(AIN), Norbert Neuhaus, su preocupación ante la política de ciertas instituciones de la ONU sobre «salud reproductiva», que incluye la contracepción artificial y el aborto.



«Los esfuerzos por poner en práctica esta política, que va de la mano con un dogma del hedonismo, abre las puertas a una cultura de la muerte permisiva y, de hecho, ‘promueve’ el sida en lugar de combatirlo», afirmó este lunes Neuhaus a su regreso de su visita al Vaticano.

«He podido comprobar que en el transcurso de los últimos meses muchos obispos, principalmente, africanos y latinoamericanos, han enviado peticiones de ayuda urgentes a Ayuda a la Iglesia Necesitada para que los apoye en la promoción de los valores de la familia cristiana», ayade.

En estas materias, el secretario general presenta la respuesta de la Iglesia manifestada con «el equilibrio entre amor y caridad» que describe el Papa Benedicto XVI en su primera encíclica, «Deus est caritas».

Según Neuhaus, el Santo Padre también aplaude la «estrecha conexión» de la asociación con los obispos locales en más de 130 países de todo el mundo y con la Santa Sede.