El Papa presidirá el próximo sábado las Vísperas en la Vigilia de Pentecostés

Invita a pedir para toda la Iglesia una «copiosa» efusión del Espíritu Santo

| 1156 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 23 mayo 2004 (ZENIT.org).- Después de rezar la oración mariana del «Regina Caeli» este domingo, Juan Pablo II lanzó una invitación a participar el próximo sábado en la solemne celebración de las Vísperas --que él mismo presidirá a las 18.00 horas en la Basílica Vaticana-- en la Vigilia de Pentecostés.



«Invito a todos los fieles, en especial a los miembros de los Movimientos de la Renovación en el Espíritu, a participar en la vigilia de oración, para invocar sobre nosotros y sobre toda la Iglesia una copiosa efusión de los dones del Espíritu Santo», dijo el Papa ante miles de peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro.

La «Renovación en el Espíritu» («Rinnovamento nello Spirito Santo» - RnS) o «Renovación Carismática Católica» (RCC) surgió en 1967 cuando algunos estudiantes de la Universidad de Duquesne (Pittsburgh, Pennsylvania – EE. UU.) participaron en un retiro durante el cual experimentaron la efusión del Espíritu Santo y la manifestación de algunos dones carismáticos.

Desde entonces, la RCC se ha difundido rápidamente por todo el mundo. De ella han nacido numerosas comunidades y diversos movimientos.

Actualmente más de 100 millones de católicos participan de la espiritualidad de la RCC en 200 países. Tiene un Consejo Internacional (ICCRS – International Catholic Charismatic Renewal Services) reconocido por el Consejo Pontificio para los Laicos.

La RCC está presente en Italia desde 1970. El RnS
italiano está formado por 1.800 grupos y comunidades presentes en todas las diócesis del país, donde 250.000 personas participan de su espiritualidad.

Coincidiendo con la celebración de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, este domingo el Santo Padre ha lanzado también una invitación --en estos días que preceden Pentecostés— a invocar «a María el don del Espíritu Santo para que ayude a cuantos trabajan en el sector de la comunicación social a desempeñar su labor con auténtico impulso apostólico».