El Papa promueve entre jóvenes romanos la Jornada Mundial de Toronto 2002

Hace «publicidad» en una parroquia de Roma

| 727 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 11 noviembre 2001 (ZENIT.org).- Juan Pablo II abandonó los muros vaticanos este domingo para visitar, como cualquier obispo del mundo, una de las parroquias de su diócesis, Roma, y promover así la participación en las próximas Jornadas Mundiales de la Juventud, que tendrán lugar en Toronto (Canadá), el próximo mes de julio.



Al visitar la parroquia Mater Dei, en la Vía Trionfale, con unos cinco residentes, el pontífice celebró la eucaristía y en la homilía dirigió un pensamiento particular a los jóvenes de la parroquia.

Evocando los inolvidables momentos de las últimas Jornadas Mundiales de la Juventud, celebradas en agosto de 2000 en Roma, con la participación de dos millones de chicos y chicas, recordó que, en aquella ocasión, «invité a los jóvenes de todo el mundo a ser "centinelas de la mañana en esta aurora del milenio».

«Renuevo ahora esta exhortación para que seáis "centinelas" atentos y vigilantes, que mantienen viva la espera de Cristo --dijo el Papa a los jóvenes--. Sed misioneros de vuestros coetáneos, sin desalentaros ante las dificultades y buscando formas de evangelización adaptadas al mundo juvenil».

El pontífice felicitó a los muchachos de la parroquia por haber organizado para los últimos días de diciembre la «Nochevieja alternativa», un acontecimiento de oración y fiesta en el que participarán jóvenes de toda Italia.

Los jóvenes de esta comunidad parroquial lanzaron la iniciativa hace dos años y hoy día se está extendiendo por varios países y continentes, como el mismo pontífice constató.

Por último, el Santo Padre les pidió a los chicos y chicas que se preparen para las Jornadas Mundiales meditando en el lema que él mismo escogió para ese encuentro: «Vosotros sois la sal de la tierra... vosotros sois la luz del mundo».

Es la parroquia número 298 de Roma que Juan Pablo II visita en sus 23 años de pontificado.