El Papa recibe a Meriam en Santa Marta

La joven sudanesa condenada a muerte en Sudán por apostasía, ha aterrizado esta mañana en el aeropuerto romano de Ciampino con un vuelo de la presidencia del consejo italiano

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 2855 hits

Meriam Yahia Ibrahim Isha, la joven madre cristiana condenada a muerte en Sudán por apostasía y después liberada tras la absolución del Tribunal de Apelación, ha llegado esta mañana al aeropuerto romano de Ciampino, en torno a las 9.30. Su historia conmovió al mundo y para conseguir su liberación hubo una gran movilización a nivel internacional.

El papa Francisco ha recibido a la joven, a su marido Daniel y a sus dos hijos, en Santa Marta a las 13.00, en un encuentro que ha durado media hora. Meriam, acusada de apostasía y adulterio por casarse con un cristiano, ha dado las gracias al Papa por su apoyo y por el de la Iglesia y el Santo Padre le ha dado las gracias por su testimonio.

El padre Federico Lombardi, director de la Sala de Prensa del Vaticano, ha indicado que "el Papa ha dado las gracias a Meriam por su testimonio de fe". Por su parte, la mujer y su familia "han dado las gracias al Papa por su cercanía, las oraciones y su apoyo y el de la Iglesia".

En el coloquio, "muy sereno y afectuoso", se ha hablado también del futuro de la mujer sudanesa. Lombardi ha precisado que con este gesto el Papa ha querido manifestar su cercanía, atención y oración también por todos aquellos que sufren por su fe y en particular por los cristianos que sufren persecución o limitaciones impuestas a la libertad religiosa.

El secretario particular del Papa, monseñor Yohannis Gaid, ha hecho de intérprete durante el encuentro. Al finalizar, el Santo Padre ha saludado al personal italiano que acompaña a la familia de Meriam en su paso por Italia.

Esta mañana, Meriam ha bajado del avión acompañada de su marido y sus dos hijos, el más grande iba en brazos del viceministro de Relaciones Exteriores, Lapo Pistelli. Para recibir a Meriam estaba el presidente Matteo Renzi con su mujer Agnese y la ministra de Relaciones Exteriores, Federica Mogherini, que ha pospuesto su viaje a Sarajevo previsto para esta mañana.

"Hoy es un día de fiesta, estamos felices de llamarnos Europa", ha declarado Renzi. En los días pasados, el presidente del Consejo italiano había afirmado que "sin una reacción" en el caso Meriam "no somos dignos de llamarnos Europa".

Italia ha "seguido el caso desde que se conoció la condena", ha dicho la ministra Mogherini, quien además ha dado las gracias por "el trabajo hecho por tantos" que hoy han permitido "acoger a Meriam en Roma".

También ha hablado el viceministro Pisteli, quien ha llegado a bordo del avión junto a Meriam y su familia. "Están bien y están felices de estar aquí. Tendrán algún encuentro importante en los próximos días y después salimos a Nueva York". Pistelli ha informado a los periodistas que el papa Francisco, informado por el presidente Renzi de la llegada a Roma de Meriam, ha manifestado su sentimiento de gratitud hacia el país.