El Papa recibe al presidente Obama con un cordial apretón de manos

En una entrevista, Obama anticipa su pensamiento sobre Francisco y el Vaticano

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1762 hits

El papa Francisco recibió esta mañana al presidente de Estados Unidos, Barak Obama, con un cordial apretón de manos. Se trata de la segunda visita después de la del 2009, cuando encontró a Benedicto XVI. Hoy encontrará también al presidente de Italia y otras autoridades civiles.

“Obama con el Papa para derrotar la pobreza” es el título del principal diario italiano Il Corriere della Sera. “Llego a Roma para escucharlo”, indica el presidente de Estados Unidos en la entrevista a dicho periódico. Entre los temas, Francisco indicó que hoy hablará también de la situación de África central.

El presidente de Estados Unidos reconoce en el reportaje realizado en Bruselas, “el coraje de Francisco de hablar sin pelos en la lengua sobre los desafíos económicos y sociales más grandes” si bien concluye la misma precisando que “esto no significa que estemos de acuerdo sobre todos los temas”.

Durante la entrevista, el presidente indica que el Papa “no se limita a proclamar el Evangelio: él lo vive” y reconoce “su empeño por la justicia social y su mensaje de amor de compasión por las personas, especialmente las más pobres y vulnerables”, porque su pensamiento es precioso para entender cómo vencer el desafío contra la pobreza extrema y limitar las desigualdades en la distribución del rédito.

Añade que existe no solamente un problema económico porque en el fondo “hay una cuestión ética”. Y que con su estilo de arrinconarnos, el Santo Padre nos ayuda a no acostumbrarnos al desperdicio del consumismo y a no aceptar como normal las desigualdades extremas.

Obama considera que la globalización y desarrollo del comercio “han contribuido en pocas décadas a lograr que cientos de millones de personas salgan de la pobreza”, si bien reconoce que como dice el Papa “estos progresos no han llegado a un número suficiente de personas y que demasiada gente se queda atrás”.

“Estoy ansioso de escuchar las ideas del Papa sobre cómo podemos vencer nuestro desafío” en la lucha contra la pobreza.