El papa recibió a Aung San Suu Kyi

Premio Nobel y mujer sí­mbolo de los derechos humanos y la democracia en Birmania

Roma, (Zenit.org) Redacción | 889 hits

El papa Francisco recibió hacia el final de esta mañana a Aung San Suu Kyi, símbolo de los derechos humanos en Birmania, hoy Myanmar, país con el cual la Santa Sede no tiene relaciones diplomáticas.

El director de la Sala de Prensa, padre Federico Lombardi, que definió a Suu Kyi como "un figura de gran valor y significado" indicó que en el encuentro con el papa Francisco emergieron temas de gran consonancia para ambos, como el de "la cultura del encuentro", dijo.  Y que el papa expresó "aprecio" por el empeño de San Suu Kyi "por la democracia y la paz" 

Por su parte Suu Kyi, al contar su encuentro con el papa Franciso, en la conferencia de prensa con el ministro de Exteriores de Italia, Emma Bonino, indicó: "El santo padre me ha dicho que las emociones como el odio y el miedo acortan la vida y el valor de las personas. Debermos valorizar el amor y la comprensión para mejorar la vida de los puebos", indicó la agencia ANSA.

Ayer el ayuntamiento de Roma le ha concedido la ciudadanía honoraria y le ha reconocido “su lucha no violenta por la democracia y los Derechos Humanos”. Y el alcalde de la ciudad, Ignazio Marino en Tuitter indicó: “Hoy finalmente podemos premiar a una mujer libre”. Suu Ki pasó 15 de los 21 últimos años, encarcelada o con arresto domiciliario.

Suu Kyi se destacó en la lucha contra la dictadura militar que estuvo en el gobierno de Birmania desde 1962 a 2011, y fue perseguida por su defensa de los derechos humanos. En 1989 fue arrestada en el domicilio. En 1990 ganó las elecciones por una enorme mayoría, a lo que sucedió un golpe de Estado.

El año pasado volvió a ser elegida la líder birmana, en una transición democrática fue elegida diputada. En 1991 recibió el premio Nobel de la Paz pero la junta militar no le permitió salir de Birmania, pudiendo recibirlo solamente el año pasado. 

Según el Times Aung San Suu Kyi, “Tiene más influencia en Asia que 100 diarios y 100 líderes políticos juntos”

El beato Juan Pablo II, el 30 de mayo de 2008, recibió a los obispos birmanos en visita ad límina pero en el discurso fue muy prudente. Existen además tensiones entre budistas y musulmanes, agravado por un conflicto étnico.

Los obispos birmanos, en una reciente declaración -indicó ilsismógrafo.org- firmada por el presidente del episcopado John Hsane Hgyi, consideraron que es un momento histórico para la nación después de años de 'lagrimas silenciosas'. Consideraron positiva la liberación de presos políticos y la existencia de más libertad para los medios de comunicación. Además de que el parlamento haya sido elegido libremente. 

Si bien el arzobispo de Yangón, Charles Maung Bo, indicó que "la transformación democrática del 2011 no fue así improvisa como fue hecho creer. En realidad el gobierno birmano estaba preparando reformas desde hace tiempo" y criticó la ineficencia de las Fuerzas Armadas al afrontar los crecientes conflíctos étnicos, y añadió que "el presidente Thein Sein parece un hombre decidido pero no tiene ningún control sobre el Ejército".