El Papa recibió a los iniciadores del Camino Neocatecumenal

Trataron sobre las iniciativas del Camino para la nueva evangelización de Europa

| 3621 hits

CIUDAD DE VATICANO/MADRID, lunes 15 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).- Benedicto XVI recibió el pasado sábado por la mañana en audiencia privada a los iniciadores del Camino Neocatecumenal, los españoles Kiko Argüello, Carmen Hernández y el sacerdote italiano Mario Pezzi.

Según confirmó a ZENIT Álvaro de Juana, portavoz del Camino Neocatecumenal en España, uno de los temas tratados fue el de la nueva evangelización de Europa, un tema al que esta realidad eclesial ha concedido desde siempre una gran importancia.

“El Pontífice se mostró en todo momento muy contento por la labor del Camino Neocatecumenal”, afirmó De Juana.

Los iniciadores del Camino Neocatecumenal explicaron al Papa la labor que los neocatecumenales realizan desde hace algunos años en ciudades de Holanda, Alemania o Francia - donde la presencia de la Iglesia a veces es escasa - mediante la missio ad gentes.

La missio ad gentes es una forma de evangelización que consiste en la implantatio ecclesiae, es decir, en el envío de misioneros voluntarios (normalmente dos o tres familias con sus hijos y acompañadas por un sacerdote) a lugares descristianizados, donde la Iglesia ya ha desaparecido o está a punto de desaparecer.

Precisamente, la recién publicada Exhortación Apostólica Verbum Domini aludía a la necesidad de la missio ad gentes en el apartado 95, en el que los Padres sinodales reiteraban la importancia de que la Iglesia “no se limite a una pastoral de 'mantenimiento'”.

En este sentido, Kiko Argüello, que fue precisamente auditor en el Sínodo sobre la Palabra de Dios, explicó cómo la práctica del Camino se refleja en el punto 73 de dicha Exhortación, cuando afirma la necesidad de que “en la actividad pastoral se favorezca también la difusión de pequeñas comunidades, 'formadas por familias o radicadas en las parroquias o vinculadas a diversos movimientos eclesiales y nuevas comunidades'”.

Otro de los temas sobre los que trataron el Papa y los iniciadores del Camino Neocatecumenal fue la próxima Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011.

Según explicó Argüello a Benedicto XVI, más de 200.000 jóvenes de esta realidad eclesial provenientes de todo el mundo realizarán itinerarios a lo largo y ancho de Europa, en los que evangelizarán y realizarán misión durante diez días.

Tras participar en los actos de la JMJ en Madrid, acudirán a un encuentro vocacional con los iniciadores del Camino en el que se espera que miles de jóvenes muestren su disposición a consagrarse a Cristo.

“Estos jóvenes son fruto de la comunidad cristiana y, en concreto, de pequeñas comunidades arraigadas en la parroquia y que salvan a la familia”, afirmó Kiko Argüello.

Por último, los representantes neocatecumenales comunicaron la puesta en marcha, a petición de los obispos locales, de tres nuevos seminarios diocesanos misioneros Redemptoris Mater, en São Paulo (Brasil), Bruselas (Bélgica) y Trieste (Italia).

Con estas tres nuevas fundaciones, los seminarios Redemptoris Mater en el mundo serán ya 78.

Estos seminarios, dependientes de cada obispo local y abiertos a petición suya, tienen como vocación específica la de formar sacerdotes para la misión en cualquier lugar del mundo, según la espiritualidad propia del Camino Neocatecumenal.