El Papa reza por las víctimas del naufragio en Corea

El accidente del buque Sewol deja 28 fallecidos y casi 300 desaparecidos

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 960 hits

"Os invito a uniros a mi oración por las víctimas del trágico naufragio en Corea y por sus familiares". Con esta tuit lanzado en inglés e italiano desde la cuenta de twitter de @pontifex, el Santo Padre muestra su cercanía por el accidente de la embarcación Sewol, que tuvo lugar en el país asiático el pasado día 16 de abril.

Hasta ahora, según los datos oficiales, se contabilizan 179 personas rescatadas con vida, 28 muertos y 268 desaparecidos. A bordo de la embarcación había 475 pasajeros, gran parte de ellos eran estudiantes surcoreanos en viaje turístico a la isla de Jeju. Las operaciones de rescate para buscar posibles supervivientes siguen en marcha. El comandante ha sido arrestado bajo acusación de negligencia y violación del derecho marítimo.

El obispo de Jeju, y presidente de la Conferencia Espiscopal de Corea del Sur, monseñor Peter Kang U-il, ha indicado en declaraciones a la agencia Asianews: "Sólo podemos rezar por ellos y por sus familias, presa de la ansiedad, con la esperanza de que nuestra oración y nuestra solidaridad puedan ser un poco de consuelo".

Asimismo ha afirmado que toda Corea "se encuentra en un estado de gran dolor y ansiedad severa, también porque entre las víctimas de esta terrible tragedia hay varios adolescentes que querían hacer un viaje".

Por su parte, el presidente, Park Geun-hye, instó a todas las partes a "actuar con rapidez, salvando cada vida como sea posible".
 Según monseñor Kang, "a pesar de los esfuerzos de las autoridades, las esperanzas de recuperar algún pasajero seguirá disminuyendo hora tras hora. El mar en la zona es realmente terrible, y esto no ayuda. Los sobrevivientes al momento están molestos, el trauma psicológico que han sufrido es realmente enorme, sólo podemos orar al Señor para ayudar a las víctimas y sus familias, y esperamos que con la oración y la solidaridad pueda de alguna manera haber tranquilidad en todas las personas involucradas en este desastre".

Según algunos expertos, se cree que el ferri realizó un giro brusco, en vez de cambiar de dirección de forma gradual, lo que podría haber desplazado parte de la carga hacia un solo lado y finalmente volcarlo. Por otro lado se maneja la hipótesis de que fue la colisión con una roca lo que provocó el accidente.