El Papa rezará por la paz en el Santuario del Rostro de Cristo en Manoppello

La peregrinación privada tendrá lugar este viernes

| 564 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 31 agosto 2006 (ZENIT.org).- Este viernes, Benedicto XVI peregrinará al santuario del Santo Rostro en Manoppello, en la localidad italiana de la región de los Abruzos, para pasar dos oras de oración ante el velo que, según la tradición y algunas fuentes científicas, envolvió el rostro de Jesús.



Será una visita privada y rápida. El Papa llegará en helicóptero en torno a las 9,45 horas, donde será recibido por monseñor Bruno Forte, arzobispo de Chieti-Vasto, por el rector del Santuario, y por las autoridades civiles y militares.

Manoppello, en los Abruzos, se encuentra a unos 200 kilómetros de Roma.

En el Santuario, el Papa se recogerá en un momento de adoración silenciosa ante la Eucaristía y en veneración del velo en el que se representa el rostro de un hombre que ha sufrido los suplicios de la pasión de Cristo.

Tras unas palabras públicas de acogida que le dirigirá el arzobispo Forte, a quien conoce muy bien, pues es miembro de la Comisión Teológica Internacional, de la que era presidente el cardenal Joseph Ratzinger, el Papa pronunciará un saludo.

A las 11,30 horas el Papa dejará Manoppello para regresar en helicóptero a Castel Gandolfo.

Monseñor Forte ha revelado este jueves a «Radio Vaticano» que con esta visita el Papa cumple una promesa que le hizo cuando todavía era cardenal.

El arzobispo había informado al cardenal Ratzinger de los estudios científicos que se han realizado en la reliquia que conserva el Santuario.

El padre Heinrich Pfeiffer S.I., alemán, profesor de iconología e historia del arte cristiano en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, quien mañana se encontrará en Manoppello, tras trece años de estudio asegura que se trata del velo de la Verónica, que habría enjugado el rostro de Jesús, que antes se custodiaba en el Vaticano (Cf. El enigma del velo de la Verónica).

«Habíamos hablado antes de que se convirtiera en Papa y tenía el deseo de visitar este lugar para rezar ante esta imagen», señala el arzobispo y teólogo.

«Después fue elegido pontífice y parecía que sería muy difícil su visita. Sin embargo, con motivo de un encuentro con la Comisión Teológica Internacional, de la que formo parte, le renové mi invitación y él, con gran espontaneidad, me dijo que vendría».

«La peregrinación tiene un carácter eminentemente espiritual: el Papa viene a rezar y a venerar la imagen del Rostro de Jesús», aclara.

«El Papa quiere confiar al Rostro de la Misericordia las grandes intenciones de oración que lleva en el corazón por la humanidad y por toda la Iglesia, comenzando por la paz», explica, y la «salvaguarda de la Creación», pues en el 1 de septiembre la Iglesia en Italia celebra la Jornada de la Salvaguarda de la Creación.

La visita, concluye el prelado, «no entra en el mérito de las cuestiones de carácter histórico que hoy constituyen el centro de la atención de los estudiosos». Algunos historiadores consideran que es el rostro de la Verónica, mientras que otros aseguran que era el velo con el que fue envuelto su rostro, junto a la Sábana Santa de Turín.