El Papa: Sin el encuentro con Cristo no se entiende el sacerdocio

| 752 hits

LES COMBES, 23 julio (ZENIT.org).- «Que el Señor nos dé ministros dignos de su gracia». Con estas palabras Juan Pablo II se dirigió a los sacerdotes de la diócesis de Aosta, en una celebración eucarística que presidió en Les Combes, la localidad en la que disfrutó de sus vacaciones veraniegas del 10 al 22 de julio en esa región alpina del norte de Italia.



Antes de viajar a Castel Gandolfo, el Santo Padre quiso rezar con los sacerdotes, los religiosos Salesianos --que le hospedaron en su casa durante esos días-- y algunos grupos de fieles para rezar con ellos.

«Las raíces de nuestra vocación de apóstoles --dijo entre otras cosas Juan Pablo II en la homilía-- se hunden en la experiencia personal de Cristo. En el encuentro con él tiene su origen una nueva manera de vivir, que ya no es para nosotros mismos, sino para Él, que murió y resucitó por nosotros, dejando a nuestras espaldas el hombre viejo para conformarse cada vez más plenamente con Cristo, Hombre nuevo».