'El Papa y el amigo judio', el libro que narra la amistad de Wojtyla y Kluger

El periodista Gian Franco Svidercoschi presenta su libro

Roma, (Zenit.org) Redacción | 978 hits

"El Papa y el amigo judío. Historia de una amistad reencontrada" (“Il Papa e l’amico ebreo. Storia di un amicizia ritrovata”) es el nuevo libro del escritor y veterano periodista vaticanista Gian Franco Svidercoschi. El volumen, editado por Cairo y Libreria Editrice Vaticana, habla de la amistad entre Karol Wojtyla y Jerzy Kluger. "Es la historia de una amistad que representa también el modelo más auténtico del diálogo entre católicos y judíos", comenta el autor en una entrevista de Radio Vaticano.

El vaticanistas afirma que "historias como esta amistad entre el Papa y su amigo judío son ya la anticipación de lo que debería suceder: esta reconciliación en los corazones, pero también en las acciones comunes". Asimismo subraya la importancia de que "haya esta relación de recíproca confianza y de recíproco respeto. Creo que es importante partir precisamente de historias como esta para entender como, a través de la amistad, se pueda crear un tipo distinto de relación". Y aunque, afirma el autor, es absurdo pensar que la Shoah pueda volver, puede volver un clima de intolerancia y de enemistad y por ello está bien "que los jóvenes aprendan a dejar de lado estas tentaciones".

Por otro lado, Svidercoschi habla en la entrevista de la amistad de Wojtyla y Kluger. "Iban a la misma clase. Vivían la misma vida hasta el año '38-'39, se separaron y se reencontraron 26 años después en Roma por casualidad". Pero, "¿era una casualidad o ha sido la Providencia que ha preparado este encuentro?", se pregunta el autor. Cuando se reencontraron uno era arzobispo de Cracovia y el otro un ingeniero judío, casado; se encuentran y aquella amistad vuelve. "El amigo judío confía en el amigo católico, hablando sobre el trágico peso que llevaba dentro sobre el exterminio de su familia en los campos de concentración", "ese momento - indica el autor - creo que sea un momento representativo y emblemático de esta relación entre judíos y cristianos".

Al respecto, el autor recuerda lo que decía el Concilio: "el Pueblo de Dios puede retornar a la compresión de su misterio solo reencontrando su unión espiritual con la estirpe de Abrahán. Y exactamente esto ellos lo han vivido en su propia carne, en su relación, en sus conciencias".

También recoge Radio Vaticano las palabras de Riccardo Di Segni, rabino jefe de la Comunidad judía de Roma. "No es un diálogo de tipo teológico, sino es un diálogo de tipo personal: es una amistad", y esta historia, particular por casualidad se convirtió también en "excepcional por los desarrollos que tuvo", comenta el rabino. Asimismo afirma que "de estas historias hay muchas y el diálogo está en la base: cada uno puede convivir con el otro en el respeto de sus diferencias". Continúa el rabino hablando de diálogo e indica que "el primer nivel, el nivel fundamental, es el de admirar la humanidad del otro, recíprocamente. De lo contrario, se mantiene a nivel de teología, a nivel de grandes sistemas, que, sin embargo, no son intercambiables".