El Parlamento Europeo condena a Sudán por el caso de Meriam

La Asamblea aprueba una resolución en la que se invita a Sudán a proteger la identidad religiosa de las minorí­as y evitar las discriminaciones

Roma, (Zenit.org) Redacción | 921 hits

El Parlamento europeo ha condenado "la detención injustificada de Meriam Ibrahim" y pide al Gobierno de Sudán "que derogue la legislación que discrimine por razón de género o religión, y que proteja la identidad religiosa de las minorías". En una resolución hecha pública el pasado día 17 de julio, el Parlamento recalca "que es degradante e inhumano que una mujer embarazada dé a luz encadenada y detenida físicamente" y por eso "pide a las autoridades sudanesas que garanticen que toda mujer embarazada o que dé a luz mientras se encuentre detenida reciba atención sanitaria maternal y neonatal adecuada y segura".

Meriam fue liberada después de unos ocho meses de prisión, acusada de apostasía y de adulterio, por estar casada con un hombre cristiano. Actualmente está refugiada en la embajada estadounidense de la capital -Jartum- junto a su familia, a causa de un fallo burocrático relacionado con su pasaporte, que le impide volar a América, tal y como ha pedido la diplomacia de USA.

Por otro lado, en la resolución se reafirma que "la libertad de religión, de conciencia o de convicciones es un derecho humano universal que debe protegerse en todo lugar", "condena enérgicamente toda forma de violencia e intimidación que cercene el derecho a tener o no tener, o a abrazar la religión que uno elija, incluido el uso de las amenazas, la fuerza física o sanciones penales para forzar a los creyentes o no creyentes a abjurar de su religión o a convertirse" y "destaca que el adulterio y la apostasía en absoluto deben considerarse como delitos".

Asimismo, el Parlamento recuerda que Sudán "ha ratificado los convenios pertinentes de Naciones Unidas y la Unión Africana" y por tanto tiene obligación internacional de defender y fomentar la libertad de religión. Por esta razón, se pide al Gobierno de Sudán que derogue cualquier disposición jurídica que penalice o discrimine a las personas por sus creencias religiosas o por cambiar de religión o creencias. Además, se pide también que "decrete inmediatamente una moratoria de todas las ejecuciones con vistas a abolir la pena de muerte y toda forma de castigo corporal".

Desde el Parlamento Europeo, en dicha resolución observan con preocupación "las violaciones continuas y frecuentes de los derechos de las mujeres en Sudán" por lo que alienta a su Gobierno a que firme y ratifique a la mayor brevedad la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.  Del mismo modo, se muestra preocupación "por que la impunidad con que se cometen en Sudán graves violaciones de los derechos humanos siga constituyendo un problema serio y extendido". Y así, "pide al Gobierno sudanés que investigue y persiga a los responsables de los abusos de los derechos humanos, incluidos los asesinatos, la tortura y el trato inhumano a los detenidos, y las violaciones u otra forma de violencia sexual".