El Parlamento Europeo contra la clonación terapéutica

Exige tomar medidas para que no se verifique esta práctica

| 425 hits

ESTRASBURGO, 7 sep (ZENIT.org).- El Parlamento de Europa aprobó hoy un documento presentado por diferentes fuerzas políticas, entre las que destacan el Partido Popular Europeo y los Verdes, en el que se toma posición contra la clonación terapéutica e invita al Gobierno de Londres a revisar su posición en materia de clonación de embriones humanos.



La resolución de Estrasburgo pide a los gobiernos de la Unión Europea «introducir normas vinculantes que prohíban todas las formas de investigación sobre cualquier tipo de clonación humana en su territorio, y prevean sanciones penales para toda violación».

El documento del Europarlamento, que tiene valor político y moral, pero no legislativo, afirma que la clonación terapéutica «que implica la creación de embriones humanos exclusivamente con fines de investigación plantea un profundo dilema ético, representa un paso sin regreso en lo que se refiere a las normas de la investigación».

Asimismo, pide a la Comisión Europea que vigile que ningún centro de investigación que realice estas prácticas se beneficie de las ayudas del Quinto Programa Marco comunitario de investigación.

Siete votos de diferencia
La propuesta ha sido aprobada por tan sólo siete votos. El hemiciclo de Estrasburgo adoptó la resolución, presentada por el grupo Popular Europeo (PPE) --el más numeroso de la cámara--, el grupo Verde y otros diputados de grupos conservadores, por 237 votos a favor, 230 en contra y 43 abstenciones. Uno de los elementos más interesantes es que se abstuvieron ocho parlamentarios socialistas.

Una alianza inédita
La mayoría del grupo socialista y el grupo liberal --segundo y tercero con mayor número de diputados-- votaron en contra del texto porque exige al gobierno británico, que preside el laborista Tony Blair, que «modifique su intención» de autorizar la clonación de embriones humanos con fines terapéuticos.

Los eurodiputados consideran que existen «otros métodos» para curar enfermedades graves distintos a la clonación de embriones humanos. Por ello, solicitan que la Unión Europea promueva en la ONU «una prohibición universal y específica de la clonación de seres humanos en todas las etapas de su desarrollo».

Por el contrario, pide que financie proyectos que busquen terapias para curar enfermedades graves sin usar embriones humanos.

El resultado de la votación puso de manifiesto la profunda división que produce este asunto en la Eurocámara después de la polémica generada por el anuncio de Tony Blair de que el gobierno británico está dispuesto a autorizar la clonación de embriones humanos con fines terapéuticos.

La inédita alianza de populares, conservadores y ecologistas provocó que se aprobara la propuesta de resolución más contraria a este tipo de investigaciones, pues consideran que es muy difícil distinguir entre la clonación con fines terapéuticos y la que tiene fines reproductivos.

«Ha vencido el sentido común», sentenció tras la votación el portavoz del grupo Verde, el belga Paul Lannoye.

¿Se creará una comisión especial?
La resolución evita pronunciarse sobre la propuesta de crear en el seno del Parlamento Europeo una comisión temporal que estudie los aspectos éticos y legales de la clonación de embriones humanos, pero prácticamente entierra la posibilidad de que pueda constituirse dicho comité.

Si se decide la creación de esa comisión, señala la resolución, «deberá tenerse en cuenta, como punto de partida, el punto de vista expresado en las resoluciones aprobadas por esta cámara» y estudiar solamente «aspectos sobre los que el Parlamento Europeo no se haya pronunciado claramente».