El Parlamento Europeo pide a China que deje de oprimir a la familia de Chen Guangcheng

El abogado chino se bate desde hace años por defender la vida y el derecho de las familias chinas a tener más de un hijo

Roma, (Zenit.org) Elisabetta Pittino | 799 hits

El 20 de mayo, durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo, reunido en Estraburgo, el presidente Martin Schultz, a petición del vicepresidente Scott McMillan, ha emitido una declaración sobre las continuas violencias y amenazas que el gobierno chino está ejerciendo contra la familia de Chen Kegui y Chen Guangcheng.

Chen Guangcheng es un abogado cuya “culpa” es ser activista en favor de los derechos humanos en China. Desde hace años, Chen combate pacíficamente contra la cruenta política del hijo único y los abortos forzados en su país. Por esto en China ha sido arrestado, sometido a violencias y persecuciones.

Tras haber pedido y obtenido protección de la Embajada de Estados Unidos en Pekín el año pasado, está actualmente en Europa, libre. El exiliado ha declarado que tras su fuga, por represalia, el gobierno chino ha empezado a atacar a su hermano mayor, ha metido en la cárcel a su sobrino, en cuanto sobrino, y ahora rechaza las curas médicas vitales necesarias al sobrino que está empeorando gravemente.

El Parlamento Europeo, ha afirmado Schultz, no aceptará estas “intimidaciones físicas y psicológicas”.

El presidente de la Unión ha invitado fervientemente al Partido Comunista Chino a cambiar su comportamiento.

Chen Guangcheng, en su gira europea, está promoviendo una especie de alianza trasantlántica por los derechos humanos, “Europe and America Trans-Atlantic Human Rights Alliance”. Pide que los gobiernos y ONG, europeos y americanos, hablen y combatan contra las violaciones de los derechos humanos que cada día se producen en China.

“Uno de Nosotros”, la Iniciativa Popular Europea, propuesta por ciudadanos europeos, que está teniendo un gran éxito, pide a la Unión que suspenda toda la financiación a aquellos proyectos que subvencionan la política del hijo único, los abortos forzados, las esterilizaciones forzadas y otras medidas contra la vida en China y en otros países en vías de desarrollo.

Esta petición ha nacido gracias a las informaciones que han llegado a Europa a través de personas como Chen Guangcheng, Harry Wu y otros valientes. A día de hoy, sin saberlo, los ciudadanos europeos subvencionan, con millones de euros, proyectos que, bajo el patrocinio de las ayudas al desarrollo y bajo el nombre de salud reproductiva, ejercen violencias inadmisibles sobre las mujeres. Detrás de los fondos para las ayudas al desarrollo, se esconden tal vez las subvenciones para los abortos forzados, que han llevado al genocidio de las niñas que son seleccionadas (en India y en China sobre todo) antes del nacimiento.

Los datos alarmantes están contenidos en un informe detallado de European Dignity Watch (http://www.europeandignitywatch.org/fileadmin/user_upload/PDF/Day_to_Day_diverse/Funding_of_Abortion_Through_EU_Development_Aid_full_version.pdf).

“Uno de Nosotros” auspicia que todo esto acabe, por esto si la Iniciativa alcanza el millón de firmas, se espera que la propuesta de ley contra estas violencias, contenida en la iniciativa pueda ser acogida de manera formal por la Unión.

Mientras la toma de posición fuerte por parte del presidente Schultz no parece admitir tratos de favor a China, el presidente francés Holland ha premiado el 17 de mayo pasado con la Legión de Honor al embajador chino en Francia, Kong Quan.

Mientras la noticia ha pasado inadvertida en Francia, los medios oficiales chinos le han dado gran relieve.

Kong Quan es el representante de un país que sigue teniendo en prisión al premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo y junto a el otros activistas destacados que están luchando contra las violaciones de los derechos humanos en China.