El perdón de Dios nos da un «corazón de carne»; asegura el Papa

Medita en el Cántico de Ezequiel de la Liturgia de las Horas

| 493 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 10 septiembre 2003 (ZENIT.org).- El perdón de Dios transforma el «corazón de piedra» de todo ser humano en «corazón de carne», constata Juan Pablo II.



Esta fue la conclusión a la que llegó al encontrarse esta miércoles con los once mil peregrinos que participaron en la audiencia general, en la plaza de San Pedro del Vaticano, con quienes meditó en el Cántico de Ezequiel (36, 24-27) que presenta la Liturgia de las Horas, «Dios renovará a su pueblo».

«Dios no es indiferente ante el bien y el mal», comenzó constatando el Santo Padre. «Entra misteriosamente en el escenario de la humanidad: con su juicio, antes o después, desenmascara el mal, defiende a las víctimas, indica el camino de la justicia».

Este es precisamente el sentido de la prueba, añadió, que «no es nunca la ruina, la mera condena, la aniquilación del pecador».

Ahora bien, recalcó, Dios no sólo purifica al ser humano «con la prueba y el sufrimiento», sino que además le abre a una «nueva era»: un «espíritu nuevo, dado por Dios a los hijos de su pueblo», «su Espíritu, el Espíritu del mismo Dios».

«Se arrancará de nuestro pecho el "corazón de piedra", gélido e insensible, signo de la obstinación en el mal. Dios nos infundirá un "corazón de carne", es decir, un manantial de vida y de amor», aclaró el obispo de Roma.

Por eso, concluyó mostrando cómo la transformación que produce la contrición y el perdón de Dios constituye el auténtico motivo de la belleza del alma.

De este modo se entiende la exclamación de Dios en el Cantar de los Cantares, cuando dice: «¡Qué bella eres, amada mía, qué bella eres!».

San Cirilo de Jerusalén, recordó Juan Pablo II, atribuía este embelesamiento de Dios a «los frutos de una confesión hecha con buena conciencia».

La meditación del Papa continúa con la serie de meditaciones semanales que viene ofreciendo desde el 28 de marzo de 2001. Pueden leerse en la sección de la página web de Zenit «Audiencia del miércoles».