El portavoz del Vaticano premiado como el mejor comunicador del año

El Allianz al padre Federico Lombardi ''por estar siempre al servicio de la información''

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1066 hits

El Premio Mejor Comunicador del Año se lo llevó el padre Federico Lombardi, director en el Vaticano de la Oficina de Prensa, de la Radio y hasta hace poco del centro televisivo.

Y no es para menos, baste recordar el aplauso final en el 'media center' que le hicieron los cientos de periodistas presentes, agradecidos por la información brindada en el período que fue desde la renuncia de Benedicto XVI, pasando la sede vacante y el cónclave, hasta la elección del papa Francisco.

Durante este período el padre Lombardi se hizo acompañar por dos portavoces, uno en idioma español, monseñor José María Gil Tamayo; y el padre Thomas Rosica para inglés y francés.

En la Oficina de Prensa se inscribieron más de cinco mil periodistas para seguir el cambio de pontificado, además de los aproximadamente 400 fijos que siguen las conferencias de prensa y que son corresponsales para los diversos países del mundo.

Veinte días antes de la renuncia de Benedicto XVI, el sistema de información del Vaticano fue reforzado con algunos cambios.

Benedicto XVI nombró el 22 de enero a monseñor Dario Edoardo Viganò como nuevo director para el Centro Televisivo Vaticano, que tomó el puesto del padre Federico Lombardi. También a un segundo vicedirector para la Sala de Prensa de la Santa Sede, Angelo Scelzo, para la acreditación de los operadores de video y para ayudar al actual vicedirector, el padre Ciro Benedettini.

Se unificaron así todos los permisos en la Sala de Prensa del Vaticano, permitiendo una mayor coordinación y facilitando la labor de los periodistas, incluso los ya acreditados, que cuando necesitaban realizar servicios de video o fotográficos debían solicitarlo al dicasterio de las Comunicaciones Sociales. Evidentemente la Oficina de Prensa se preparaba para los días que estaban por llegar, aunque no todos lo supieran.

El galardón le ha sido otorgado esta mañana en el ámbito de la reunión de los directores de comunicación de esa compañía, presente en más de 70 países y con ochenta millones de clientes en todo el mundo.

Entre las motivaciones del premio, Allianz señala que el padre Lombardi “representa la clave para entender e interpretar la Santa Sede con gran cultura y experiencia, sin querer hacerse protagonista” y añade que el director de la Oficina de Prensa ha estado siempre “al servicio de la información, sea de la parte de quien la tiene como del que la solicita”.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede, situada en Vía della Conciliazione a unos cien metros de la Plaza de San Pedro, cuenta con el auditorio Juan Pablo II, en donde se realizan las conferencias de prensa, con una capacidad para unas 300 personas.

La calidad de la información se percibió también en el último Sínodo de lo Obispos, sobre la Nueva Evangelización para la Transmisión de la Fe con las intervenciones on line, que permitieron seguir muy de cerca el evento.

El 20 de febrero de 1939 se creó la Oficina de Información de L’Osservatore Romano y se le confió la tarea de transmitir información a los periodistas acreditados.

En 1966 la Oficina de Prensa, que había sido creada como organismo informativo del Concilio Vaticano II, absorbió la primera oficina y empezó a funcionar como Oficina de Prensa de la Santa Sede a cargo de la Pontificia Comisión para las Comunicaciones Sociales.

Según las nuevas directrices aprobadas por Juan Pablo II y comunicadas por carta por la Secretaría de Estado el 28 de mayo de 1986, la Oficina de Prensa de la Santa Sede "es la oficina de la Santa Sede encargada de difundir las noticias referentes a los documentos del Sumo Pontífice y a la actividad de la Santa Sede" y, por tanto, "en la realización de su trabajo goza, al igual que L’Osservatore Romano, la Radio Vaticano y el Centro Televisivo Vaticano, de su propia autonomía operativa".

La Constitución Apostólica Pastor Bonus sobre la Curia Romana del 28 de junio de 1988, en el n. 43, confirma que la Oficina de Prensa es "la oficina especial", dependiente de la Primera Sección de la Secretaría de Estado que publica y divulga "las informaciones oficiales referentes a los documentos del Sumo Pontífice y a la actividad de la Santa Sede".

El Vatican Information Service (V.I.S.) fue creado el 28 de marzo de 1990 en el ámbito de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.