El presidente de Bolivia anuncia que el papa le concedió una audiencia

Evo Morales la pidió tras oír a Francisco en la JMJ de Río. Las relaciones con la Iglesia local han sido difíciles

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1304 hits

El presidente Evo Morales anunció que el 6 de septiembre el papa Francisco le recibirá en audiencia en el Vaticano, y que “aprovechará esa cita para compartir sus mensajes y aprender sobre la Teología de la Liberación”, así como para invitarlo a Bolivia. Lo informó la agencia oficial boliviana de noticias ABI en un despacho del 14 de agosto por la tarde.

Por su parte la Conferencia Episcopal de Bolivia confirmó la noticia aunque precisó que se trata de una visita de estado “habitual” como ya el papa ha tenido con diversos presidentes de América Latina y del mundo.

El presidente indígena elegido en el 2005 y reelegido en el 2009 con el 65 por ciento de los votos ha mantenido difíciles relaciones con la Iglesia en Bolivia, a la cual acusó de apoyar a la oposición política, así como de ser responsable por los hurtos en los templos. Además el gobierno del presidente Morales promovió en junio pasado la creación de una Iglesia Católica Apostólica Renovada del Estado Plurinacional, y en un viaje realizado a Roma en mayo de 2010, le entregó al papa Benedicto XVI después de la audiencia, una carta fuera de protocolo en la que le aconsejaba la abolición del celibato y abrir al sacerdocio femenino.

El anuncio de la audiencia fue hecho por el mismo Morales: “'Quiero anticiparles -tal vez como una primicia- el canciller David Choquehuanca me informó que el papa nos aceptó una cita para el 6 de septiembre. Vamos a prepararnos para ir una buena delegación', manifestó.

Lo hizo el miércoles tras su llegada al palco oficial de la entrada folklórica en honor a la Virgen de Urkupiña, que se realiza en Quillacollo, Cochabamba” indicó la agencia ABI.

El deseo de encontrar al papa -indicó el presidente boliviano- nació tras escuchar dos o tres reflexiones que le llamaron la atención durante su participación en la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro. La agencia boliviana añade que Morales “manifestó que también le interesó y dejó una grata impresión el mensaje respecto a que uno no es revolucionario si no cristiano durante estos tiempos”.

El 15 de agosto, el mandatario “participó de manera activa, con oraciones y cánticos, en la ceremonia eucarística en honor a la Virgen de Urkupiña, que abogó por la promoción de los valores humanos y cristianos en el país”, indica la misma agencia. Y añade: “Por su parte el obispo auxiliar de Cochabamba, Luis Sáenz, en la homilía de la solemne ceremonia en las puertas del Templo de San Ildefonso dijo: 'Trabajemos pues para que los valores como la verdad sean más importantes que la mentira, que el valor del perdón sea una respuesta y nunca una venganza'. Precisa ABI que al final de la procesión el mandatario “estrechó la mano del Obispo Auxiliar y agradeció por las reflexiones”.