El presidente de Chile propone al padre Hurtado como patrono de los sindicalistas

La iniciativa goza del apoyo de importantes sindicalistas del país

| 603 hits

SANTIAGO DE CHILE, jueves, 19 agosto 2004 (ZENIT.org).-El presidente de Chile, Ricardo Lagos, ha sido el primero en firmar la carta de petición a la Conferencia Episcopal para que el padre Alberto Hurtado sea proclamado patrono de los sindicalistas chilenos.



La firma tuvo lugar este miércoles ante la Parroquia del Sagrado Corazón, donde el mandatario se unió a una caravana de peregrinos que recorren de norte a sur el país. Los fieles invitaron al presidente a subirse a la camioneta verde y a acompañarles hasta el santuario del religioso jesuita, informa la Conferencia Episcopal.

Con este motivo, el presidente Lagos y el ministro del Trabajo, Ricardo Solari, tuvieron un encuentro con monseñor Ignacio Muñoz, vicario para la Pastoral de los Trabajadores y con monseñor Alfonso Baeza, vicario de la Pastoral Social. En el encuentro participaron trabajadores, alumnos de su Escuela de Nivelación de Estudios e importantes sindicalistas.

El padre Alberto Hurtado, s.j. (1901-1952), cuya inminente canonización fue anunciada en abril pasado por la Santa Sede, es considerado como una de las figuras más destacadas en la historia de la Iglesia católica en Chile.

Tras la licencia en Derecho entró en la Compañía de Jesús. Como sacerdote, se dedicó al apostolado entre los jóvenes y a la enseñanza. Fue asistente de la Acción Católica y fundó «El Hogar de Cristo» para ayudar a los pobres sin techo. Fue beatificado por Juan Pablo II en 1994.

«En cada pobre descubría a Jesús --explica la biografía publicada por la página web de la Conferencia Episcopal de Chile--. Quería solucionar de inmediato los dramas que veía a diario, pero también buscaba las causas más profundas de la pobreza. Así tocó puertas, recolectó fondos y movió corazones para sacar adelante al Hogar de Cristo, donde cobijó a niños y viejos desamparados. Al mismo tiempo, estudió y viajó buscando respuestas modernas a los problemas sociales».

El presidente Lagos destacó al firmar la carta que con su apostolado el padre Hurtado buscó que Chile «fuera un país más justo y solidario» y auspició que al presentar su ejemplo de vida los trabajadores reflexionen en los nuevos desafíos del mundo globalizado para construir un sindicalismo mejor.

Este jueves 19 se celebrará una acción de gracias en el santuario dedicado en la capital chilena al padre Hurtado. Durante el ofertorio se entregarán las firmas de líderes sindicales que se han sumado a la iniciativa.

Además, en la ocasión, se dará a conocer la Comisión Trabajo y Justicia, que tiene por objetivo difundir permanentemente las enseñanzas del padre Hurtado en el mundo laboral, cuya culminación fue la creación de la Acción Sindical Chilena (Asich).

La Comisión Trabajo y Justicia trabaja en coordinación con la Conferencia Episcopal a fin de preparar la canonización del religioso y está integrada por la Vicaría para la Pastoral de los Trabajadores, la Fundación Trabajo para un Hermano y el Centro de Estudios Laborales Alberto Hurtado.

Más información en http://www.vicariatrabajadores.cl