El presidente de la CEV: Somos testigos en Venezuela de la violencia asesina

Entrevista a Mons. Diego Padrón: 'No hay una guerra civil, aunque en el 2013 murieron a causa de violencia casi 25 mil personas en el país'

Brasilia, (Zenit.org) Thácio Siqueira | 1487 hits

La semana pasada el mundo ha visto, principalmente por medio de las redes sociales varias fotos y videos que mostraron un campo de batalla entre civiles y la guardia Nacional en Venezuela. 

El líder de la oposición, Leopoldo Lopez, ha sido encarcelado, una joven modelo muerta, varios asestinatos, entre otras inumerables atrocidades que se oyen y se escucha de la misma gente por medio del internet.

ZENIT ha entrevistado al presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Diego Padrón Sánchez, arzobispo de Cumaná, que nos ha explicado un poco más de la situación del país.

De todas partes del mundo estamos acompañando, por medio del internet lo que está sucediendo en Venezuela. ¿Cómo están viviendo los católicos estos momentos de tensión dentro de su nación?
--Monseñor Diego Padrón: Los católicos, como la mayoría de los ciudadanos, están viviendo unos momentos de gran tristeza y angustia. Son testigos, muchos en carne propia, de la violencia asesina y del miedo que ella genera, pero, al mismo tiempo, los católicos tienen fe en los valores humanos y espirituales del pueblo y, sobre todo, fe en que Dios dará su luz a los gobernantes y a los líderes para sacar el país del torbellino en que se encuentra. Por eso, el pueblo católico esta rezando con mucha devoción y confianza.

¿Toda la guerra que estamos viendo por los medios es verdadera? ¿Venezuela está  viviendo un caos general?
--Monseñor Diego Padrón: La violencia en Venezuela no es un cuento. Son muchísimas las familias que lloran un hijo  o un familiar muerto por un atraco. Hace pocos días, dos adolescentes dieron muerte a dos sacerdotes ancianos en una casa religiosa e hirieron gravemente al Superior. No hay guerra civil, pero en 2013 murieron por causa de la violencia casi 25 mil personas en el país.

¿Cómo un sacerdote o un obispo pueden actuar en estos momentos para no abandonar a su pueblo?
--Monseñor Diego Padrón: Los sacerdotes y obispos estamos al mismo nivel del pueblo. Como todos el pueblo sufrimos la falta de luz, de alimentos y de seguridad personal. Desde  las parroquias y comunidades y desde la Conferencia Episcopal los sacerdotes y obispos acompañamos al pueblo y lo animamos a mantener viva la esperanza.
Creemos que el pueblo tiene la capacidad y virtud que le permita superar la crisis, que es, ante todo, una crisis de valores.

¿Qué cosa piden ustedes a los católicos del mundo en este momento? Y si pudieran pedir algo al Papa Francisco, qué cosa le pediriais?
--Monseñor Diego Padrón:Los católicos pedimos al mundo que se convenza que nuestra sociedad sufre. Al Papa Francisco le agradecemos su preocupación por Venezuela y le pedimos que con su palabra y su bendición nos ayude a buscar la reconciliación y La Paz.