El presidente egipcio visita al Patriarca Tawadros en la Navidad copta

Reforzadas las medidas de seguridad frente a las iglesias y monasterios para reducir el riesgo de ataques

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 509 hits

Los cristianos coptos de Egipto están celebrando una Navidad marcada por un fuerte despliegue de medios de protección de las fuerzas del ejército y de la policía.

Según informa la agencia Fides, "en muchas zonas del país, los presidios y las medidas de seguridad frente a las iglesias y monasterios se han reforzado para reducir el riesgo de ataques y garantizar la celebración pacífica de las celebraciones litúrgicas".

Al menos 48 iglesias cristianas han sido objeto de ataques y agresiones de marca islamista, desde el pasado agosto. En varias ciudades egipcias se ha suspendido la circulación de vehículos en las calles adyacentes a los lugares de culto cristianos, con la instalación de barreras de metal. 


Las celebraciones de la Navidad de este año han sido anticipadas "por el gesto elocuente del presidente interino, Adli Mansour, que el 5 de enero, antes de las celebraciones de Navidad hizo una visita al Patriarca copto ortodoxo Tawadros II", anuncia Fides.

La reunión tuvo lugar en la catedral de San Marcos en El Cairo. Gesto que asume un fuerte valor simbólico ya que desde la época del presidente Gamal Abd el-Nasser, el presidente egipcio no iba a visitar personalmente al patriarca con motivo de la Navidad. Los sucesores de Nasser se habían limitado a enviar sus saludos por teléfono o por medio de representantes.

Ayer por la tarde, miles de personas participaron en la tradición vigilia en la catedral de Abasseya de El Cairo, presidida por el patriarca Tawadros II. Tras los enfrentamientos de ayer entre la policía y los Hermanos Musulmanes que costaron la vida a 13 personas y la detención de algunos terroristas que estaban preparando una seria de ataques contra las iglesias cristinas, el ejército ha aumentado las medidas de seguridad respecto a los años pasados, según informa la agencia AsiaNews. Según muchos fieles el compromiso de las autoridades por la seguridad de los cristianos "ha creado un clima diferente respecto a los años pasados".

En su mensaje de Navidad, el patriarca de la Iglesia copta-ortodoxa recordó el significado de la visita de los magos a Jesús, que venidos de Oriente ofrecieron al Niño dones de rey. Según informa dicha agencia "para el patriarca estos dones representan la vida del hombre caracterizada por el oro, el incienso y la mirra. Esto quiere decir que cada uno de nosotros, en su vida tiene días de oro, días de incienso y días de mirra". Asimismo, agradeció a los obispos, sacerdotes, diáconos y laicos por su compromiso por la Iglesia. Tawadros también afirmó que el "nacimiento de nuestro señor Jesucristo, dona a nosotros esperanza, coraje y una nueva vida nueva".

La calma vigilante del Cairo en el resto del país se está viendo afectada por algunos ataques contra cristianos en el Alto Egipto. Ayer en Ezbet treks, en la provincia de Qena (Alto Egipto), un grupo de extremistas lanzó piedras contra casas de coptos y quemaron uno de sus negocios.

Monseñor Kirillos, obispo de Nag Hammadi subrayó "que las fuerzas de seguridad lograron contener las tensiones y el comisario de policía Nag Hammadi Mahamud convocó a una reunión con los musulmanes del pueblo para recoger informaciones sobre los hechos y arrestar a los culpables".