El presidente francés se reúne con los líderes cristianos en Jerusalén

Hollande sobre el conflicto palestino-israelí: 'la paz presupone que todos los derechos son respetados'. El patriarca Fouad Twal pide la cooperación de Francia, para conseguir una solución duradera y la supervivencia de los cristianos en Tierra Santa

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 613 hits

El presidente de la República Francesa,  François Hollande, se ha reunido esta mañana con los líderes religiosos cristianos en Jerusalén. El mandatario francés ha comenzado su segundo día de estancia en Tierra Santa con un encuentro en la Iglesia de los Cruzados de Santa Ana, al que han asistido miembros de las diferentes comunidades cristianas (católicos, protestantes y ortodoxos).

Durante su breve intervención, Hollande ha transmitido un “mensaje de paz, porque la paz presupone que todos los derechos son respetados, los derechos de los pueblos palestino e israelí” y ha reiterado que “Jerusalén debe ser la capital de los dos estados, si las negociaciones tienen éxito”. “Se encontrará así un acuerdo de paz”, ha añadido.

Según ha informado el Patriarcado Latino de Jerusalén, su beatitud Fouad Twal ha recordado a los presentes que Jerusalén debe mantener su identidad, incluso cristiana, y que el acceso a los Santos Lugares se debe garantizar a todos los seguidores de Jesús. Además, ha agradecido al presidente francés “la amabilidad de haberlos encontrado y escuchado”, porque “otros políticos vienen a Jerusalén, sin pensar en la presencia de los líderes cristianos y religiosos que viven allí”. “Hay líderes religiosos que no quieren la paz”,  ha lamentado. “Pero los políticos no pueden conseguir la paz sin los líderes religiosos, sin la dimensión espiritual”,  ha subrayado.

Finalmente, el patriarca latino de Jerusalén ha pedido la cooperación y ayuda de Francia, para que le las instituciones cristianas puedan sobrevivir en Tierra Santa. Y, habida cuenta de la “amistad” que el país galo mantiene con Israel, su beatitud Fouad Twal ha reclamado una vez más su intercesión a favor de la paz y la justicia. “Si Francia pudiera invertir en el conflicto palestino-israelí, el 10 o el 5% de lo que invierte actualmente para cambiar la situación en Siria, entonces podríamos conseguir una solución duradera”, ha concluido.

En una conferencia de prensa celebrada ayer junto a su homólogo, Shimon Peres, el presidente François Hollande afirmó que espera por parte de Israel “gestos” con respecto a los asentamientos en los territorios ocupados para contribuir al proceso de paz. “Los gestos por parte de Israel han comenzado a producirse: la liberación de los prisioneros”, pero “se esperan otros”, apuntó. Hollande aseguró también que hoy pediría en Ramallah al presidente palestino, Mahmoud Abbas, los “gestos” que espera “por parte de Palestina”.