El primer peregrino que recibió la mochila de la JMJ es el papa

El arzobispo de Río invitó a los lectores jóvenes a participar en la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1129 hits

Ayer viernes el papa Francisco recibió al Comité Organizador Local de la Jornada Mundial de la Juventud que se realizará del 23 al 28 de julio en Río de Janeiro. Un encuentro cordial de media hora en el que el santo padre habló en español y los brasileños en portugués, logrando entenderse perfectamente.

Por la noche, ZENIT logró entrevistar al arzobispo de Río de Janeiro, don Orani Tempesta, poco antes que subiera al avión que le llevó, junto a la comitiva, nuevamente a Brasil. Don Orani comentó el encuentro con el papa Francisco e invitó a los lectores jóvenes de ZENIT a participar en el evento en Río que les permitirá estar con el santo padre, encontrar a Cristo y transformarse en misioneros del evangelio.

Excelencia, ¿cuál fue el motivo del viaje?

--Don Orani: Hemos venido para decidir los últimos detalles de la preparación de la jornada. Ayer tuvimos un encuentro en el Pontificio Consejo para los Laicos, para combinar algunas cosas que aún debían ser decididas. Después fue la audiencia con el santo padre para hablar la jornada.

Nos gustaría saber cómo ha ido el encuentro con su santidad Francisco. Se que ustedes hablaban en portugués y el papa en español

--Don Orani: Ha ido todo muy bien, tuvimos el encuentro con el santo padre junto a don Roque, don Paolo, don Antonio Augusto, monseñor Joao, además del padre Francisco.

¿Y cómo se desarrolló?

--Don Orani: Le entregamos una mochila, el papa fue el primer peregrino que recibió la mochila de la jornada. Esto alentará a todos los jóvenes a inscribirse para obtener la mochila. Claro aún no está completa y faltan algunas cosas, como las guías para las celebraciones. Le entregamos además las camisetas y otros objetos que van en la mochila. También un CD con las diversas músicas para la misa y los eventos de la jornada. Y una imagen del Cristo Redentor, un símbolo religioso que identifica a nuestra ciudad y a todo un país. Además cartas, agradecimientos y el diario de la diócesis.

¿De qué hablaron durante el encuentro?

--Don Orani: Conversamos más de media hora, con gran tranquilidad sobre la jornada, el camino que la Iglesia está recorriendo en el país, sobre la misión evangelizadora, y el mensaje de Aparecida. El se recordaba bien de Aparecida y de su importancia. Y nos recordó que estamos para servir en primer lugar a la Iglesia y que debemos dar acogida a todos los jóvenes de manera que con el santo padre encuentren a Cristo y sean enviados en misión.

¿Además del apostolado con los jóvenes indicó otros objetivos?

--Don Orani: Además del encuentro central que es con los jóvenes él quiere encontrar a los más alejados y pobres, a quienes sufren dependencia de sustancias químicas y las personas de las favelas. También se reunirá con los obispos del Celam y además con los obispos de Brasil. Ha manifestado mucha alegría de poder tener estos encuentros.

¿Cómo se vive esta pre jornada entre los jóvenes?

--Don Orani: con emoción, llegarán desde todos los lugares del Brasil y del mundo, es claro que también desde aquí de Europa. Se hablarán 55 idiomas, y tantos jóvenes están programando para ir, y los que no pueden seguirán el evento con los medios de hoy. Deberán transformarse como misioneros de la juventud para todo el mundo.

¿Qué más nos puede decir?

--Don Orani: Deseo invitar a todos los jóvenes que leen ZENIT a venir a esta experiencia en Río de Janeiro, para estar con el santo padre y poder encontrar a Cristo. Vivir intensamente este momento como peregrinos, como hombres de Dios. Deberán enfrentar las dificultades del viaje, de recursos. Este encuentro deberá ser la manifestación de quien cree en Cristo, y de que el mundo puede ser mejor, en un momento de tanta confusión y violencia. Porque el mundo pode ser mejor cuando los jóvenes tienen valores en su corazón. Y la jornada quiere colocar esto en los corazones de la juventud: ¡la luz del evangelio, la paz y la fraternidad!

Le agradecemos la entrevista y nos encomendamos a sus oraciones

--Don Orani: Les felicito por el trabajo que ustedes hacen en ZENIT, es una belleza poder hacerlo en tantos idiomas, y les doy una bendición a todos ustedes.