El primer semanario católico en lengua urdu, a punto de lanzamiento en Pakistán

La iniciativa parte de la archidiócesis de Karachi

| 878 hits

KARACHI, domingo, 12 noviembre 2006 (ZENIT.org).- Un instrumento de formación, información, armonía interreligiosa y paz: con este perfil está a punto de lanzarse «Agahi», el primer semanario católico en urdu (lengua oficial de Pakistán), una iniciativa de la archidiócesis de Karachi.



El arzobispo local, monseñor Evarist Pinto, ya ha designado el Consejo Editorial y el Consejo Asesor de la publicación -según se dio a conocer el miércoles, explica el Centro Catequético de Karachi en una nota enviada a Zenit-, «seguro de que el equipo proporcionará a los lectores información adecuada, relevante y precisa».

«Deseo que el semanario sea una herramienta para la educación, formación, armonía interreligiosa y un instrumento de paz, amor y comprensión, y sobre todo, un canal para difundir la Palabra de Dios», expresó el prelado.

«Agahi» es una idea del padre Arthur Charles, profesor de Teología Dogmática, director del Centro Catequético y vicario general de la archidiócesis de Karachi, cuyo arzobispo le ha nombrado editor jefe del semanario. Previamente ha sido editor de «The Christian Voice» -un semanario archidiocesano en inglés- y de «NCIT News», y actualmente lo es de «Update» y «Bedar», publicaciones del Centro Catequético.

En la Solemnidad de Cristo Rey –este año el 26 de noviembre- se lanzará el semanario en urdu «Agahi»; tendrá ocho páginas, que también comprenderán anuncios y publicidad.

De los 165 millones de habitantes de Pakistán, el 97% es musulmán (suní en su mayor parte; chií un 20%). Los cristianos representan un 2,5% de la población; 1,2 millones son católicos.

El nuevo semanario archidiocesano tiene que ser «una forma viable de educación y formación –apunta el padre Charles-. Debe ser un vehículo de información, además de inspiración. Ciertamente se trata de un gran desafío, y lo llevaremos a cabo».

«Haremos que sea verdaderamente un periódico comunitario en el que la gente conozca la Iglesia local, la Iglesia a nivel nacional y también internacional», añadió.

Los recién nombrados Consejos Editorial y Asesor están formados por hombres y mujeres de la comunidad; pertenecen a diversos credos, incluyendo musulmanes, hindúes y sijs.

El editor es Julius Nadeem Gill, «joven, entusiasta y con amplia experiencia en prensa y medios electrónicos», «con profundo sentido del compromiso, y sobre todo, con los valores espirituales que servirán bien» a la publicación, comenta el padre Charles, quien le propuso al arzobispo Pinto al frente de esta responsabilidad.

Gill aporta a «Agahi» «una rica experiencia», y «tiene una profunda comprensión de las necesidades de los fieles», añade el vicario general de Karachi.

«Trabajaremos para que nuestro pueblo se percate de que el periódico les pertenece, y le involucraremos incluso en la determinación de su contenido», anunció Gill.

Editor adjunto será Iqbal Anjum -conocido profesor de la Escuela Técnica de San Patricio-, formado en Teología, tema del que escribe, además de materias bíblicas, en diversas revistas muy difundidas.

«Existe la necesidad de una voz pública que hable de la perspectiva católica y llegue a la mayoría de nuestros cristianos, quienes sólo leen, escriben y entienden urdu», «así que este semanario se mostrará como un instrumento eficaz» a su alcance; «verdaderamente se trataba de una necesidad que se sentía» y «gracias al padre Charles ésta se cubre», reconoció Anjum.

En cuanto a la perspectiva de evolución de «Agahi», el padre Charles ya apunta su determinación de que se lance pronto su edición «on line».

El sacerdote también está trabajando -«día y noche», reconoce- en el lanzamiento de un canal de televisión cristiano y una emisora de radio FM a nivel archidiocesano, con la previsión de extenderla a todo el país y más allá de sus fronteras.